Opinión

Otro muerto en el placar: la traición de Fernando “Fena” Corrales Ávila

Editorial

Mientras en la mesa provincial de Juntos por el Cambio se debaten todo tipo  de cuestionamientos acerca de quienes la componen y son realmente la verdadera oposición, siguen apareciendo “muertos en el placar”,  “…de aquellos personajes impermeables a cualquier atisbo de ética o de razonabilidad, como lo explicáramos en nuestra nota editorial anterior.

Esta vez, es el turno de Fernando Corrales Ávila, más conocido como el famoso: “Fena, el amigo de Dusso”. Corrales Ávila, es uno de los actuales armadores del PRO local que comanda el dueto Molina – Cesarini y que responden a la figura nacional de Horacio Rodríguez Larreta, con ramificaciones tanto en el Jalilismo como en la devaluada figura de Oscar Castillo.

Fena, es un militante que tuvo el lujo de ser el jefe de la Regional de Anses durante el Gobierno de Mauricio Macri, pero que en las sombras respondía a Lucia Corpacci, Ángel Mercado y Rubén Dusso, sus verdaderos jefes políticos. Una situación que en la jerga del espionaje se conoce con el tinte de “doble espía”. Un pillo.

Durante su paso por el organismo previsional fue sumamente crítico de la gestión del Frente de Todos, incluida la del actual Gobernador Jalil (por entonces Intendente de la Capital). Sin embargo operaba de manera desmedida “entre gallos y medianoche” para que ganara el Jalilismo y así poder asegurase un buen cargo.

Fue tal ese compromiso que no bien asumió el nuevo Gobierno fue premiado con un índice 1,20 en el Senado de la Provincia que maneja Rubén Dusso, donde percibe un ingreso que supera los 300 mil pesos en la actualidad. Una cifra nada desdeñable que confirma que todo traidor tiene su precio.

Para muchos resulta difícil de entender, pero es la pura realidad. Fernando Corrales Ávila terminó su gestión “macrista” y en menos de 10 días ya estaba nombrado por la nueva gestión opositora, tal como lo muestra el decreto de la foto que certifica que su nombramiento data del 07 de enero de 2020.

Muchos de los que conocen a estos personajes no se alteran demasiado, verdaderos caras de piedra, aunque huyen de la foto, pero existen otros personajes, sin escrúpulos, que quieren incorporar su sello a la mesa de Juntos por el Cambio, y su presencia les hace mucho ruido, porque saben, que de ahí sale corriendo a contar los entretelones.

Lo grave de esto es que Fena, al igual que Enrique Cesarini y Carlos Molina quieren comandar el PRO en Catamarca y de ser Mauricio Macri o Patricia Bullrich los candidatos, restarían muchísimos votos porque la mayoría de los catamarqueños los conocen con el apodo del “circulo tranza”.

La cuestión es que los representantes nacionales no los conocen y no dudan en sacarse una foto individual grupal cuando vienen. Buscan redimir sus fechorías con una imagen que los purifique. Saben que Patricia mide muy bien en Catamarca, entonces no dudan en «usarla», para mostrar a su tropa que van por el buen camino. Es lo que sucedió con la última visita de Patricia Bullrich, donde se veía a un Fena exultante que hacía de “bufón” ante la presidenta del PRO Nacional, que por supuesto desconoce que el de al lado suyo estaba, literalmente hablando, un doble espía, o mejor dicho, un traidor, que en el caso de una interna a nivel nacional, jugará para Horacio Rodriguez Larreta.

El otro problema (aun mayor) es que los demás miembros de la mesa provincial no quieren saber nada, ni con Fena, ni con Molina, mucho menos con Cesarini y Saseta porque saben que son “piantavotos”, coleccionistas de muertos en el plcar y que trabajan arduamente para desplazarlos de ese lugar de privilegio, porque consideran que ante un triunfo electoral del PRO a nivel nacional, estos no dudarían en acordar con el Gobierno de la Provincia, si Jalil fuera reelecto, algo improbable si se tiene en cuenta la pésima imagen actual del mandatario provincial. Por esto es que tienen razón en juzgar a éste tránsfuga de la política, por lo que indica el decreto que publicamos, que sin más explicaciones, muestra lo que realmente son estos siniestros personajes.

A continuación nuestras advertencias sobre Fernando Corrales Ávila que muchos desoyeron.. especialmente a nivel Junta Nacional del PRO.

 

  1. Crónica de una traicción
  2. Amigos son los amigos