Mundo

México denuncia en la ONU, “el acaparamiento mundial de vacunas”

Ebrard denunció que 75% de las primeras dosis de vacunas administradas “se concentran en apenas diez países que representan el 60% del PBI global”.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU el “acaparamiento mundial de vacunas” contra el coronavirus por parte de un pequeño grupo de países poderosos y reiteró su llamado para “acelerar el acceso a las vacunas vía el mecanismo Covax”, la coalición de 172 naciones que busca garantizar la inmunización de las poblaciones más pobres.

México, que superó los 2 millones de contagios y reporta cerca de 176.000 decesos, comenzó a aplicar la vacuna contra el coronavirus el 24 de diciembre, empezando con personal médico y un reducido número de maestros. Desde el lunes pasado, se sumaron las personas mayores de 65 años.

En este contexto, Ebrard denunció ante el máximo órgano de decisión de la ONU que “los datos que ha dado a conocer el director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud son alarmantes: solo tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en el mundo, se concentran en apenas diez países que representan el 60% del PBI global”.

El canciller señaló que algunos estudios muestran que muchos países pobres o subdesarrollados “no tendrán acceso generalizado hasta la mitad de 2023 si se mantiene la actual tendencia.

Por eso, Ebrad concluyó que los ”esfuerzos multilaterales“ pactados desde el inicio de la pandemia para que nadie ”se quede sin el acceso a las vacunas“ han sido ”insuficientes“.

”Al día de hoy no se han distribuido vacunas vía este instrumento multilateral. En tal sentido, instamos a los países a evitar el acaparamiento de vacunas y acelerar las primeras etapas de las entregas de Covax y privilegiar la distribución a los países de menores recursos”, añadió el canciller mexicano.

El jefe de la diplomacia mexicana indicó que “hay más de cien países en los que no se aplicó ni siquiera una dosis, o alguna solamente de carácter simbólico”.

“Lo que está ocurriendo hoy, abre una enorme brecha entre ese pequeño grupo de países que mencioné y el resto de los países, el grueso de la comunidad internacional que no tiene acceso suficiente a las vacunas”, dijo el funcionario.