Deportes

River en gran partido estuvo cerca de la hazaña, ganó 2-0 y quedó eliminado

El equipo de Marcelo Gallardo demostró que es uno de los mejores equipos de Sudamérica y quizás del mundo al ganar 2-0 de visitante. El primer tiempo fue todo de River, el segundo, del VAR y todas las polémicas, ya que le alunaron un gol y un penal que ya había sido sancionado.

River hizo todo para convertirse en finalista de la Copa Libertadores, pero quedó a un gol de la hazaña. Luego del duro 0-3 en Avellaneda, se impuso por 2 a 0 ante Palmeiras, gracias a los goles de Robert Rojas, que después fue expulsado y Rafael Santos Borré, y generó un sinfín de situaciones de gol, convirtiendo al arquero Weverton en la gran figura del partido. No le alcanzó.

Los jugadores de Gallardo saltaron al campo con la postura que le demandaba la gesta a buscar. Con un equipo amplio y ofensivo a partir del dibujo 3-5-2 (los laterales en función de wines y no de defensores), metido y concentrado para la presión y corte lo más adelantado posible en el césped, apostó a acosar a Palmeiras en pos de romper rápido el partido.

Mientras tanto, para destacar, la mediocridad de El Palmeiras que en el primer tiempo se metieron todos atrás y en el segundo salieron a aguantar y mancillar el prestigio del futbol brasileño con una mediocridad pavorosa, todo con un elemento relativamente nuevo que trajo más polémicas que certezas: el VAR. A River, al equipo al que se le acusa de haber sido favorecido en mucha ocasiones con estas novedosas revisiones, hoy le tocó ver la otra cara de la moneda ya que le anularon un gol y un penal sancionado a su favor. En cualquiera de las dos ocasiones, River podría haber empatado la serie y acceder a los penales. En cambio, fue eliminado.

En resumen, River hizo un gran partido y termino eliminado pero con muchas más dudas que certezas.