Política

Rodolfo Micone y su particular visión del mundo de la minería

Recién llegado de Australia donde participó en la 6ta. Exposición Anual Internacional de Minería y Recursos junto a Lucía Corpacci y el gobernador electo de Catamarca, Raúl Jalil, realizó declaraciones en el programa "La Brújula" que se emite por Radio Valle Viejo, Rodolfo Micone, Secretario de Estado de Minería de Catamarca.

En el estudio de la radio y recién llegado desde Australia comentó que: “el mundo se encamina al desarrollo minero con reglas de juego muy importantes.” Las reglas de juego no son ni más ni menos importantes, son claras. Los conceptos internacionales de extracción de metales están a años luz de lo que sucede en Catamarca, donde “las reglas de juego” no son claras y donde no existe la seguridad jurídica y se extraen minerales sin la correspondiente licencia social.

Además, es público y notoria la indefensión a la que está sometida el pueblo y el estado catamarqueño, ya que el Ministerio Público, solo favorece con sus resoluciones los intereses del gobierno de Corpacci y de sus integrantes más conspicuos. Para peor, el Juzgado de Minas también es un apéndice notorio de la administración minera que de hecho ejerce Ángel Mercado, desde que Corpacci accedió al poder en el año 2011.

Y agrego “la gobernadora participó de un panel sobre la relación de Australia con el mundo minero y que la conclusión fue que se necesita un desarrollo sustentable de la minería, que vaya hacia el 2030 apuntando hacia el desarrollo de las comunidades y de la infraestructura.” Frases inentendibles para oyentes y lectores que poco y nada entienden de minería ni de lo que realmente sucede en la provincia. Cuando un funcionario se expresa y nadie entiende que quiere transmitir, es porque oculta la verdad.

Su conclusión es una explicación de nivel primario. Australia es potencia mundial en materia de minería, no sólo porque respetan las normas internacionales del cuidado del medio ambiente sino porque los números que genera la minería están plasmados como información pública de consulta inmediata por los australianos y no sólo eso, la ciudad cosmopolita de Melbourne fue rediseñada íntegramente con las utilidades de la minería sustentable.

Australia, comenzó a extraer oro, cobre y otros minerales a mediados del siglo XIX y en 1901 obtuvo la Independencia y desde ese momento a la actualidad, el país nunca dejó de crecer y hoy es potencia Mundial en varios aspectos.

En otro tramo de la entrevista dijo “Catamarca expuso en general sobre la potencialidad que tiene su minería y hubo reuniones con inversores; casi toda la economía de Australia se mueve a partir de la minería porque tiene una madurez mayor, de esas cosas están aprendiendo e integrándose.”

Nuevamente, un párrafo carente de contenido. Ya se sabe cuál es el potencial minero de Catamarca. De eso ya nadie discute. El problema no son los recursos mineros sino quienes lo administran. Sobre el final de sus dichos reconoce  que son “aprendices” y que de esa potencialidad que tiene Australia, están integrándose.

En buena hora, aunque no creíble a la luz de los constantes episodios, algunos violentos, que propone el área minera de la provincia en el Departamento de Antofagasta de la Sierra. En efecto, los hechos siguen el camino de la confrontación y de la arbitrariedad. En los países del primer mundo se explota la minería con licencia social y dentro del marco irrestricto del Estado de Derecho, sin olvidar que en Australia también conviven pacíficamente pueblos originarios con descendientes de colonos que  se independizaron en 1901.

La transparencia y la aplicación de los recursos obtenidos en la minería en beneficios concretos para la sociedad es lo que falta en la provincia de Catamarca. Se lo dicen hasta el cansancio desde todos los ámbitos. En Catamarca la minería extractiva se lleva todo y aun así, es la provincia más pobre de la Argentina y la que mayores índices de desocupación registra. Entonces la disconformidad de todos los sectores es constante.

Y en el siguiente párrafo Micone afirmó “Catamarca está muy bien conceptuada por su política minera;” perdón, ¿eso quién lo dice? Solo él, nadie más se refiere a la provincia en esos términos.

Y a continuación se expresó sobre otros aspectos indicando “Los inversores también plantean la cuestión ambiental, la relación con las comunidades y el desarrollo de infraestructura y servicios, no hacen la vista gorda.” El secretario de minería habla mucho, proclama, declama, proyecta y después desaloja por la fuerza a las comunidades que reclaman por sus ancestrales derechos de propiedad y agua desde tiempos inmemoriales. Es de los funcionarios que dicen algo bien distinto de lo que hacen.

Hizo referencia a los dichos del presidente electo “Alberto Fernández habló en México de los recursos naturales del país y de la minería como un factor de desarrollo sustentable, de una minería responsable; el presidente electo le informó a la prensa que está dialogando con los gobernadores que tienen responsabilidad minera. Hablar sigue siendo gratis, los catamarqueños queremos un sinceramiento entre lo que se dice y lo que verdaderamente se hace. La distancia entre un punto y el otro es enorme.

A continuación se refirió a la figura del electo gobernador de Catamarca y dijo “Raúl Jalil tiene en claro el tema minero; el área necesita fortalecimiento, integración, más federalismo, vincular más la política de Estado, además hay muchas cosas por corregir; las provincias son las dueñas de los recursos y está bien que se quiera regionalizar la economía porque tienen realidades y necesidades distintas. Nuevamente apela a la retorica para hablar de generalidades y poner en su boca pensamientos que Jalil aun no expreso. Micone se constituye en vocero del gobernador electo y realmente hacerlo constituye un gran acto de imprudencia. Catamarca se encuentra en transición y los funcionarios salientes, por respeto a los entrantes deberían guardar un prudente silencio.

Y cuando el reportaje radial entraba en la recta final se refirió a la cuestión más grave y trascendente de todas las cuestiones actuales. Dijo “En cuanto a que la Universidad Nacional de Tucumán rechazó el acuerdo YMAD-Agua Rica, expresó que respeta mucho a la UNT, pero la provincia tiene facultades para decidir qué va a hacer con sus propios recursos.” La provincia no tiene facultades “per se” sino dentro del marco de la ley que además es de orden público.

Y para justificar lo injustificable carga la culpa a la UNT afirmando “la UNT no se sentó a la mesa del acuerdo.” La UNT fue clara y contundente con su posición al rechazar el proyecto minero de Agua Rica en una resolución unánime del Consejo Académico. Si dos directores y otros tantos funcionarios de la Sigen  y de la Secretaría de Minería de la Nación incurrieron en responsabilidad, no significa que los directores presentes tuvieran facultades por el simple hecho de tener quórum y resolver por mayoría, sí cuestiones de mera administración pero nunca obligar a la sociedad, en orden al siguiente párrafo. El orden público es inmodificable y es lo que prevalece, en éste caso la jerarquía de la norma supera la pluri-organización societaria. El carácter volitivo de la negativa lo hace el accionista, quien además ha cuestionado y reprochado judicialmente la conducta temeraria de los dos directores que representan a la UNT.

Y todavía fue más allá al afirmar “Agua Rica es de la provincia.” Micone comienza a ignorar, quizás  por conveniencia o para justificar ciertos actos injustificables, el Código Minero y por ende la propiedad minera, algo que resulta inaceptable. Y más grave aún, hace caso omiso a la naturaleza jurídica que tiene YMAD S.E. que  es una sociedad de carácter de supra provincial, donde son accionistas la Universidad Nacional de Tucumán, el Estado Nacional y la provincia de Catamarca. Micone debería saber que las tres partes tienen derechos adquiridos y que los mismos son irrenunciables e inmodificables. Afirmar lo contrario es desconocer la ley e incumplir sus deberes de funcionario público.

Casi al final expresó sobre la situación en Antofagasta de la Sierra y dijo “que es complicada y no pueden ir en contra de la Justicia, que recibió una denuncia y agregó que le parece muy bien que haya estos reclamos porque eso quiere decir que hay diálogo e integración. ¿Diálogo? ¿Integración? ¿Con quién? La situación en Antofagasta está en punto muerto y el secretario de Minería insiste en afirmar que todo es “normal”, que hay dialogo e integración aunque la  cuestión se haya judicializado, él la nota normal. Dice un viejo refrán «que el peor ciego es el que no quiere ver».

Por otro lado, manifestó que en Andalgalá hay que dejar un poco de lado la política y ver el interés general. Sería interesante averiguar a qué se refiere porque lo cierto y concreto es que el informe de impacto ambiental sobre Agua Rica y la proximidad con la ciudad aludida desaconseja la explotación minera extractiva.

Finalmente, aseguró “que no habló de su futuro con el gobernador electo.” Tampoco es creíble al hacer esa afirmación cuando más arriba afirma y pone en su boca el pensamiento de Raúl Jalil, expresando una continuidad sobre la que el gobernador electo no se ha expresado con la contundencia necesaria.