Tema Mundo

Columnistas

Farsa electoral en Nicaragua

Una ley a medida permitió en la práctica que Daniel Ortega y su híperinfluyente esposa-vicepresidente consiguieran el sueño de todo dictador: unas elecciones sin candidatos opositores.

Seguí leyendo