Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
{{dayName}} {{day}} de {{monthName}} de {{year}} - {{hour}}:{{minute}} hs.
Dólar (BNA): $184,25 / $192,25
Dólar Blue: $382,00 / $386,00
Dólar CCL: $353,83 / $372,47
Columnistas

Hay casi 5,3 millones de trabajadores en negro

Son datos del INDEC. Y la participación en los ingresos se redujo al 43,6%. Era casi 46% cuando asumió Alberto Fernández. 

Son dos de los datos oficiales que más mira Cristina de Kirchner: la distribución del ingreso y el empleo no registrado. Y los números oficiales no son para "festejar".

Es que las cifras del INDEC marcan un fuerte deterioro de la participación de los trabajadores en el valor de producción o facturación de las empresas: de representar en el tercer trimestre de 2016 el 51,2% de la “torta”, la "remuneración del trabajo" descendió al 45,7% en el tercer trimestre de 2019, durante el anterior Gobierno, volvió a descender, con el actual Gobierno al 43,8%% en igual período de 2021 y al 43,6% en el tercer trimestre de 2022. Y todo eso pese a que la actividad económica y el nivel de empleo superan a los de fines de 2019.

Este achique en la porción de la "torta" que reciben los trabajadores se explica por la caída de los salarios de los trabajadores registrados, el avance de los asalariados “no registrados” - que, en promedio, cobran un 50% menos que los registrados. Y por el aumento de los puestos de trabajo por cuenta propia, también con la mayoría desempeñándose en la informalidad.

El segundo dato oficial es que los asalariados no registrados suman 5.270.000 de trabajadores, una cifra récord para un tercer trimestre desde 2016, año que comenzó la nueva serie del INDEC con 4.778.000 asalariados no registrados en el tercer trimestre de ese año.

Los 5.270.000 asalariados informales equivalen al 42,1% sobre un total de 12.527.000 de puestos laborales de asalariados en relación de dependencia privados, de acuerdo a la “Cuenta de generación del ingreso e insumo de mano de obra” que difundió este jueves del INDEC.

Además, hay 5.290.000 puestos de trabajos independientes – que en una alta proporción son precarios e informales -- y 3.682.000 en el sector público. En total son 21.499.000 puestos de trabajo versus 20.326.000 de un año atrás. Son 1.173.000 puestos laborales más.

De los datos del Indec surge que en el último año, luego de la cuarentena y pandemia, más de la mitad del aumento del empleo – 605.000 - se concentró en los puestos laborales de asalariados no registrados. Entre los registrados el aumento fue de 297.000 personas. Y en el cuentapropismo, en su mayoría informal, que aumentó en 195.000.

En el sector público, los puestos laborales subieron de 3.606.000 a 3.682.000.

En cuatro actividades son más los asalariados no registrados que los registrados: personal de casas particulares sobre 1.610.000 puestos de trabajo, 1.107.000 no están registrados (68,8%), agricultura y ganadería 922.000 asalariados, 594.000 no están registrados. (64,4%), construcción con 981.000 puestos asalariados, 548.000 no están registrados (55,9%) y servicios sociales y salud privados sobre 712.000, no están registrados 387.000 (54,3%).

Todos estos datos oficiales que marcan el fuerte avance de la precarización y empobrecimiento de la fuerza de trabajo. Y unido al deterioro de los salarios, fue bajando el costo laboral y la participación de las remuneraciones del trabajo asalariado en el reparto de la torta.

En coincidencia con el INDEC, en base a datos del tercer trimestre del año pasado, la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó que “en la Ciudad, 292.000 asalariados y asalariadas constituyen el conjunto de población sin registro en la Seguridad Social o que aportan por sí mismos en forma exclusiva sin que su empleador efectué los descuentos jubilatorios reglamentarios. Esto significa que uno de cada cuatro asalariados/as se encuentran en condición de precariedad laboral”.

Los no registrados carecen de obra social, no tienen cobertura por accidentes de trabajo y no tienen derecho a los beneficios de jubilación y pensión de la seguridad social. Y, además, explica por qué al alcanzar la edad jubilatoria no reúnen los 30 años de aportes para acceder a la jubilación.

Ismael Bermúdez

Ilustración Mariano Vior

Clarín

trabajo informal trabajadores en negro INDEC Alberto Fernández

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso