Opinión

Es oficial, Enrique Cesarini al Frente de Todos

Editorial

La coalición de Juntos por el Cambio en Catamarca considera que el sector del PRO que representan Enrique Cesarini y Carlos Molina a nivel local, tal como lo venimos denunciando desde hace tiempo en nuestra línea editorial, responden al pacto secreto firmado entre Raúl Jalil y Horacio Rodríguez Larreta a nivel nacional, con la presencia obligada de Oscar Castillo (las fotos así lo atestiguan). Vale decir que, en la contienda electoral a nivel provincial, ambos referentes van a jugar abiertamente para la estrategia del actual gobernador. Por ser a ésta altura dos elementos extraños, buscan desintegrarlos de la mesa provincial.

Motivos les sobran, porque no hay intervención del Diputado Cesarini que presagie lo contrario, a partir de una cronología de acciones que lo encajan dentro de las filas oficialistas. Y esas acciones, que al principio eran disimuladas con argumentos infantiles, como que viajaba representando a la oposición, lo cual no era verdad, hoy ya son ostensibles, indisimuladas.

Primero fue su gira por Canadá y USA junto al Gobernador y con motivo de la Feria Internacional Minera, un hecho condenado por los legisladores radicales quienes se expresaron diciendo que “Cesarini no representa a la oposición”. Razones no faltaron porque fue el propio legislador quien se sacó una sonriente foto con los máximos directivos de Livent, justo en el momento en que el Gobierno Nacional los condenaba y les imponía una millonaria multa por haber subfacturado el valor del litio exportado. Al respecto un legislador radical dijo: “El Gobierno pretende hacer creer que la oposición ha desistido de los reclamos realizados a la empresa al mostrar al diputado Enrique Cesarini en la comitiva, pero es el propio legislador quien debe explicar su presencia, porque no representa a la oposición ni al interbloque de Juntos por el Cambio” (Sic).

Durante esta semana Cesarini fue invitado a recorrer las instalaciones de Minera Alumbrera para “verificar” la manera en la que se lleva adelante el plan de cierre de minas y desde allí mismo realizó un posteo en el muro de su cuenta de Facebook donde expresa: “Hoy, pudimos constatar con avances de las etapas de cobertura y revegetación de escombreras, vinculados con la preservación del medio ambiente. Enriquecedora visita para seguir trabajando por el desarrollo de una minería responsable, transparente y sostenible” (Sic).

Es evidente que, o Cesarini no entiende de minería o no comparte la posición de los demás legisladores de Juntos por el Cambio que al día de hoy no tienen respuesta a los innumerables pedidos de informes solicitados a partir de datos certeros que dan cuenta que el plan de cierre de la minera fracasó por la existencia de residuos ambientales en la zona, por la falta de presentación de los informes, porque los perfilamientos que contienen el dique de cola están por colapsar y porque no hay controles que midan la calidad del agua que va a parar a las napas y que afecta considerablemente la revegetación prevista en el plan. ¿Es o se hace?

Por si fuera poco, pero abusando de su condición de “palmero” hacia el Gobernador, en la 20º Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados y en medio del fragor del debate desarrollado por la oposición ante el reclamo de actualización salarial realizado por el personal de la salud y que muy bien desarrollo el Diputado Ávila, fue el propio Cesarini quien cortó la discusión para mencionar su viaje a la mina y ponderar lo bien que hace las cosas este Gobierno en materia de minería, ante la mirada atónita de sus propios pares que no pudieron proseguir con el debate y que una vez terminada la sesión le reclamaron a viva voz, haber perdido su identidad opositora. ¿Qué bicho le picó? Era verde, seguro… sea lo que sea, ya es oficial, Enrique Cesarini pertenece al Frente de Todos y Castillo tambien y más adelante, cuando a nivel Nación gobierne Juntos por el Cambio, volverán al redil, con Raúl Jalil como primer abanderado. Y de esto está convencido hasta el propio Gustavo Saadi.

Está claro que Cesarini, Molina y compañía son, fueron y serán funcionales al Jalilismo, de cara a las próximas elecciones, más si esta situación llega a la Mesa Nacional y allí advierten que el PRO en Catamarca se ha trasformado en un “Caballo de Troya” dentro de Juntos por el Cambio. Resta ver si las autoridades del PRO nacional toman cartas en el asunto y bendicen con la representación a alguien que realmente ejerce protagonismo y representación opositora con todas las letras.