Opinión

El gato vendió su alma al diablo… y lo mataron

Editorial

Tres hechos politicos extraños llamaron la atención de la opinión publica y particularmente de miles de afliados radicales, que por estas horas salieron a defender con uñas y dientes la celebración de las elecciones primarias denominadas PASO. Y no solo eso, en los programas de radios dejaron su impronta, alguno con epitetos irreproducibles, otros más educadamente, mandaron al animalito, un transfuga de aquellos, al lugar favorito donde se refugian los gatos: debajo de la cama o adentro de los caños, pero bien lejos de todo. Definitivamente, Víctor «El gato» Luna es persona no grata dentro de las filas de la Unión Civica Radical.

Sucede que cuando afloran estos personajes, muy cuestionados, no por lo que dicen sino por lo que hacen, eterna diferencia que marca el comportamiento humano, se ensayan hipotesis sobre las internas, que contrarían el sentir mayoritario del momento, y entonces ¡arde Troya! Nos referimos al diputado mandato cumplido (UCR), actual empleado indice del Senado y como suelen decir algunos correligionarios del centenario partido, el Gato aporta al PJ y es hombre de Rubén Dusso.

En otras palabras, el gato vendió su alma al diablo y tiene que hacerse cargo, porque la semana pasada, lo mataron, figuradamente hablando. Luna entregó su dignididad al diablo político de turno a cambio de favores monetarios, pero que nadie se engañe, su inesperada irrupción en escena fue provocada por su mentor, que en vez de dialogar recurre a estos metodos para medir la temperatura interna de la UCR y así saber que piensan los correligionarios de las PASO, sobre todo porque Oscar y Raúl las quieren suspender a toda costa. Convencieron a seis intendentes radicales y éste era el siguiente paso, un acto fallido.

El problema es que el titere de turno, el gato Luna no tiene autoridad moral para opinar de nada y menos que menos de cómo deberían dirimirse las internas de un partido al que él traicionó, pues al ser contratado por el Bloque del Frente de Todos, lo unico que hizo fue blanquear su verdadera pertenencia y sus oscuras intenciones, todo en linea con su Jefe político. Y de sólo pensar que era el presidente del Bloque Radical en la Cámara de Diputados, da escalofríos ¿En manos de quién estaban los diputados radicales y de Juntos por el Cambio? Bueno, así opera el «monje negro», en la sombra y esto no es nuevo, sino que desde hace mucho es un «modus operandi».

El segundo hecho se sucitó en forma inesperada, durante una entrevista que le hicieron al diputado Luis Fadel, de buena imagen en la actualidad, mientras el ex Coordinador del PAMI respondía algunas preguntas, el conductor del programa radial «Sin Grietas», José Juárez utilizó casi toda una entrada para leer los mensajes de los oyentes, que procedieron a carnear el gato y todos su mentores celestes, que dicho sea de paso también han vendido su alma a los demonios. Así está el panorama politico: lleno de tránsfugas que dicen pertenecer a un partido, pero a la hora de los bifes, patean para el equipo contrario. De esto Oscar Castillo y Luis Lobo Vergara saben mucho. Y Monti y Cesarini también. No en vano en las elecciones del 2019 perdieron por goleada, fuego amigo, le dicen ahora.

Para que no queden dudas de las opiniones de los oyentes y por si algun lector no leyo esa nota a la que hacemos referencia, haciendo click aqui la puede leer, «mensajes recibidos de los oyentes:  «Estoy cansado de los politicos de medio pelo que hacen resurgir figuras nefastas como la del el gato, pensé que se había jubilado , que estaba fuera del país,» indicó un oyente del programa. Y otro expresó «quisieramos caras nuevas, esto tendría que cambiar de una vez, el radicalismo tiene que jugarse»; otro oyentó dijo «Turco hacete cargo y dejense de joder, Oscar ya fue»; un empleado legislativo expresó «He visto pasar a muchos, la oposición no tiene representatividad, el que dice ser el presidente da vuelta y vuelta…»; una oyente indicó «quisiera ver un cambio verdadero dentro de la linea celeste, hay nombres y figuras, el diputado que está hablando es quizas la persona más importante que tenemos, ¿por qué no se hace cargo?, el que dice ser presidente del sector es una verguenza, ni hablemos del presidente del partido, que no existe, que vuelva a Nueva Zelanda»; otro oyente dijo: «Luis, te conozco desde chico, trabajé al lado de tu viejo, hacete cargo, tenes estirpe radical y el apellido lo tenes que dejar bien en alto»; otro oyente se preguntó: «Quisiera saber cuando los radicales van a tomar la bandera y se van a dejar de joder con los otros partidos que no llevan ni convocan a nadie»; otra oyente «yo la verdad ya no creo en ninguno, todos son lo mismo, pasan vergüenza todos los miercoles, mandándose mocos, no representan a nadie, no son radicales realmente»; el siguiente oyente escribió «cortito maestro, disculpe la molestia ¿Cuando van a renunciar todos y cerramos la legislatura?; otro oyente «buen dia, yo los escucho a los actores políticos, pero siguen siendo los mismos, todos los mismos, el que está hablando es un joven, ojalá lo dejen llegar…»

Y por si alguna duda quedaba, los jovenes tambien salieron a matarlo, pues consideraron intolerable que un dirigente tan cuestionado y polémico diera catedra sobre la interna de la coalición opositora. Fue precisamente Juan Diaz , de Evolución Radical, quien expresó en forma contundente «Hoy sin ningún escrúpulo habla y quiere dar cátedra sobre lo que debe realizar nuestro partido”. Los jovenes, que ya no son tan inocentes como parece,  expresaron sobre el final del comunicado, que querían la celebración de las PASO porque constituyen una herramienta democratica clave para terminar con el amiguismo y con la candidaturas en manos de «los mismo de siempre». Cabe destacar que detras de estos jovenes, se encuentra el diputado Alfredo Marchioli que llegó a la Cámara Baja gracias a Oscar Castillo y hoy lo enfrenta con las máximas aspiraciones, a nivel provincial.