Sociedad

Ya son 12 las escuelas tomadas por protestas de alumnos

Uno de los últimos había sido el colegio de Música Juan Pedro Esnaola del barrio de Saavedra. Desde el gobierno de la ciudad de Buenos Aires hicieron la denuncia penal contra los padres.

El centro de estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), votó este martes por la tarde también tomar el edificio y ya son doce los establecimientos educativos afectados por las protestas de los alumnos en territorio porteño.

Si bien esta institución no es manejada por el Gobierno de la Ciudad, contra el cual están dirigidos los reclamos de los jóvenes, durante una asamblea los estudiantes decidieron “solidarizarse” con las protestas que llevan adelante los otros colegios.

Otras tres escuelas porteñas fueron tomadas por estudiantes durante el transcurso de este martes. La noticia se conoce luego de que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires denunciara penalmente a los padres de los alumnos que, por estos días, protagonizan las protestas en un total de once establecimientos.

“Informamos que, de acuerdo a lo expresado por el Centro de Estudiantes, la escuela se encuentra en ‘situación de toma’. Se recuerda que no habrá actividades curriculares ni extracurriculares hasta que los estudiantes levanten la medida”, expresaron desde la escuela de Música Juan Pedro Esnaola, ubicada en el barrio porteño de Saavedra, en las calles Galvan y Larralde.

Allí expresaron que “desde la escuela se están realizando todos los pasos y procedimientos previstos en las pautas de convivencia para este tipo de situaciones” y recordaron la normativa vigente: “La responsabilidad sobre el alumno recaerá exclusivamente sobre el adulto que ejerza la responsabilidad parental, mientras dure la situación y en el caso de ingreso/egreso del alumno al establecimiento educativo”.

“Lamentamos la suspensión de todas las actividades educativas y artísticas, por las que tanto se ha trabajado, que la actual coyuntura impide realizar”, concluyeron.

El Mariano Acosta fue el primer colegio en definir la medida. El Centro de Estudiantes (CESMA) votó el viernes pasado la ocupación del colegio en reclamo de mejoras edilicias, cambios en las viandas alimentarias y en contra de las prácticas laborales obligatorias en empresas.

Hasta el momento, las instituciones con ocupaciones actualmente son 12: el Carlos Pellegrini, la Luis Pasteur, el Mariano Moreno, la Osvaldo Pugliese, la Agustin Tosco, la Claudia Falcone, la García Lorca, la Cerámica 1, la Rodolfo Walsh, la Julio A Roca, la Lengüitas y el Liceo 5 Pascual Guaglianone.

A esta lista hay que sumarle la escuela de Música Juan Pedro Esnaola, que también estaría ocupada, y el colegio Mariano Acosta, que estuvo tomado desde el viernes pasado y, si bien la protesta ya fue levantada, los alumnos decidieron permanecer toda la noche en el edificio y mañana finalizar la manifestación con un abrazo simbólico.

Los padres de todos los alumnos que participan de las tomas serán demandados por consentir que sus hijos, menores de edad, ocupen un edificio público. Además, según informaron, deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares y en estas horas preparan una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

Una vez que inicia una toma, el rector tiene la obligación de contactar a todos los padres de los chicos que participan de la medida de fuerza para que acudan a retirarlos. En caso contrario, si se niega a pasar a buscarlo o incluso participa de la toma, queda registrado y se le da intervención al Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes y el gobierno porteño, a través de la Procuración General, denuncia penalmente a cada adulto.