Cultura

Demo y los ritos

Por Jorge Balangero (*)

Los ritos son partes de todos los grupos. Sean de los exalumnos de la escuela, de algún trabajo, del futbol, de la cena de los miércoles o del café.

Recordar personajes, no por sus nombres sino por lo que se le atribuía, es parte de los ritos:

– “Te acuerdas de Francisco.”

– “¿Quién?”

– “¡Francisco!, ¡al que le decían cuchara!, porque levanta, pero no pincha.”

– “ahhhsii, jajaj”

Según el diccionario de la Academia Real Española, por rito se entiende como: “costumbre o acto que se repite siempre de forma invariable”.

El encuentro de las mismas personas a la misma hora en un café es un rito. Hablar de los mismos temas y que cada participante tenga una opinión que el otro ya conoce es parte del rito.

Y también, como sucede en el rito de una misa donde el que dirige es el Sacerdote, en el cafésiempre hayuno que lleva la voz cantante. Tal vez sea porque grita más o porque nunca se calla, lo cierto es que invariablemente hay uno al que se le pide permiso con la vista o con la mano para tomar la palabra.

Demo es el sumo sacerdote del café, sabe cómo dirigir el ritual ysiempre empieza con un apodo:

-A ver “Gallina”, dejá hablar al “Cuervo”, que vos nunca concretas nada.

Es probable que el apodo de Gallina sea porque no tiene cintura o es de RiverPlatey Cuervo porque es negro o de San Lorenzo.

En fin, también es parte del rito el que manguea cigarrillos o se “olvida” la billetera para que le paguen el café.

Y vos, ¿Qué ritual prácticas?

 

Escríbeme a:

jorgebalangero@gmail.com

——————————————————————————

(*) Soy Jorge Balangero y hago relatos ilustrados

Vivo en Rafaela, una ciudad al oeste de la provincia de Santa Fe (la Perla del Oeste). Estudié Arquitectura en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, (UBA), luego Licenciatura en Artes Audiovisuales en la Universidad Nacional del Litoral  (UNL, Santa Fe) y Doctorando en Educación en la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF, Santa Fe).

A lo largo de mi vida me han influenciado muchos escritores, artistas plásticos, músicos y películas, que de algún modo han dejado una huella en mi modo de ser y pensar. Me considero una persona que disfruta mucho leer, escribir y dibujar.

Mi actividad laboral principal en la actualidad, es la docencia universitaria. Desde hace ya 31 años que soy Profesor de Diseño Arquitectónico, Planeamiento, Teoría de la Arquitectura en la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Tecnología (UTN Rafaela). También trabajo en mi profesión de Arquitecto.

Escribí varios libros, algunos de arquitectura y otros para niños. Fui director del suplemento Hábitat del diario La Opinión de Rafaela.

Podría definir lo que hago, como un intento de enseñar a pensar de manera no tradicional los problemas, básicamente los del tipo creativo como pueden ser los de arquitectura. Pensar más en paralelo que lineal.

La galería de personajes que integran mis relatos ilustrados tienen todos distintos modos de mirar la realidad. Me interesa, a partir de ellos, movilizar al lector con preguntas, como, por ejemplo: ¿Qué haces cuando vas de viaje, te interesa conocer gente, o sólo mirar el paisaje? ¿Eres un todólogo en ciencias generales o alguien que investiga más antes de dar una opinión? ¿Puedes imaginar personajes fantásticos? ¿Le buscas un sentido a la vida? ¿Qué clase de humor tenés?

Me gustaría que mi trabajo les interese a todos, en especial a la franja de gente joven, que están más abiertos a las posibles interpretaciones de los relatos ilustrados. Si bien las personas entre 50 y 70 años son los que están más familiarizados con los temas y personajes que describo, tuve experiencias con otros grupos etarios.

Presenté en escuelas y jardines de infantes el libro silente “Aventuras de la mano”, donde conté cómo hice los personajes Malvek y Miguita logrando cosas interesantes que surgen de la imaginación de los niños que crean historias a partir de ellos. Lo mismo ocurre con los Allis Luxus en adolescentes, o Demo Kober y el Hombrecito de Corcho con adultos en general.

Actualmente soy colaborador en el Sección de Cultura del Diario El Pucará