Policiales

Se entregó en Tucumán el hombre acusado del crimen del cumpleaños

Se trata de Juan José Piero Pinna, quien se presentó junto a un abogado en la sede de la Brigada de Investigaciones de la ciudad de Tucumán, tras lo cual inmediatamente quedó imputado por el homicidio de Maximiliano Rihl, en el balneario marplatense "Horizonte Playa".

El empresario prófugo por el crimen de Maximiliano Rihl (44), el hombre asesinado de cuatro balazos este domingo a la madrugada en una fiesta de cumpleaños en el balneario «Horizonte Playa» de la ciudad de Mar del Plata, se entregó este lunes por la noche en la ciudad de Tucumán y quedó detenido, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Juan José Piero Pinna (34), quien se presentó junto a un abogado e inmediatamente quedó imputado por el «homicidio calificado» de Rhil, por lo que en las próximas horas será trasladado a Mar del Plata para quedar a disposición de la fiscal María Florencia Salas.

Fuentes policiales aseguraron que Piero Pinna, el empresario apodado «El Tucumano» o «El Faraón del Pollo», ingresó acompañado por un abogado pasadas las 20 a la sede de la Brigada de Investigaciones de la policía de Tucumán, en la calle Junín y la avenida Sarmiento, de la capital provincial.

Tras identificarlo, las autoridades policiales se comunicaron con la fiscal Salas, quien inició los trámites para el traslado del imputado y así poder indagarlo.

Este lunes a la mañana, en declaraciones a Télam, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Mar del Plata había asegurado que Rihl había recibido cuatro balazos, el mortal en la zona lumbar, y que el episodio se originó cuando la víctima intentaba «calmar los ánimos» tras una pelea que el agresor había mantenido con otra persona, por lo que «nada ameritaba» el ataque.

Tras el crimen, el agresor -quien había llegado a la fiesta de cumpleaños como acompañante de su novia- huyó a bordo de un Toyota Corolla blanco, por lo que comenzó a ser buscado por todas las fuerzas de seguridad en todo el país.

Cómo sucedieron los hechos

El homicidio se registró en la fiesta que realizó el empresario Mauricio Ríos para conmemorar sus 51 años en el salón del balneario «Horizonte. Club de Playa», ubicado en Avenida de los Trabajadores, entre Oneglia e Isla Cerdeña, de dicha ciudad de la costa atlántica.

Salas informó que, de acuerdo a los estudios forenses, Rihl -quien vivía en la localidad bonaerense de Canning y se desempeñaba en el rubro de la carne- fue impactado por cuatro de los nueve balazos disparados por el atacante con una pistola calibre 9 milímetros, el mortal de ellos en la zona lumbar, ya que los tres restantes fueron en un tobillo, una rodilla y una muñeca.

Además, la fiscal confirmó que la persona con la que «El Faraón del Pollo» mantuvo una pelea durante el cumpleaños fue Ariel Núñez (49) -un empresario oriundo de la localidad bonaerense de Quilmes y padrino del hijo del anfitrión-, quien sufrió una fractura de tobillo.

Salas dijo que al tomar declaración a 20 testigos que asistieron a la fiesta advirtió cierto «hermetismo» en cuanto al motivo que derivó en la pelea entre Núñez y el atacante, y destacó que en ese incidente nada tuvo que ver el hombre asesinado, que recién intervino luego para intentar «calmar los ánimos».

«Los datos que tenemos hasta ahora son que, con motivo de un evento en el balneario Horizonte, el imputado fue acompañado a su novia, por lo que no era invitado ni tan conocido por el grupo», dijo la fiscal.

Durante el festejo, en el que había niños y un pelotero, «se produce una pelea entre él (Pinna) y Núñez, que termina lesionado en una pierna, aunque no sindica a esta persona prófuga como autora de ese hecho (la lesión)», agregó.

El homicidio ocurri en el balneario Horizonte Playa Foto Facebook horizonteclubdeplaya

El homicidio ocurrió en el balneario «Horizonte Playa» (Foto: Facebook horizonteclubdeplaya).

De acuerdo al relato de la fiscal, tras ese altercado con Núñez, Pinna «se retira hasta su auto siendo seguido por Maximiliano Rihl, en un intento de calmar los ánimos«.

De acuerdo a la pesquisa, en ese momento Pinna sube a su vehículo Corolla, extrae un arma y efectúa nueve detonaciones, cuatro sobre el cuerpo de la víctima, sin mediar discusión previa o altercado.

«Nada ameritaba que el imputado arremeta contra él con cuatro tiros. Es la muerte de una persona que de alguna manera estaba intentando calmar los ánimos», manifestó la representante del Ministerio Público Fiscal (MPF).

Salas dijo que, tras el hecho, el agresor escapó junto a su pareja -amiga de la mujer del cumpleañero- en un Toyota Corolla que fue seguido por las cámaras de la ciudad de Mar del Plata hasta la zona del centro y después se perdió.

Durante las tareas realizadas en el salón de fiestas, los peritos de la Policía Científica levantaron nueve vainas servidas calibre 9 milímetros pertenecientes al arma del atacante, ya que no se halló ningún indicio de que otra persona hubiera disparado o repelido la agresión contra Rihl.

Tras el ataque, y a raíz de un llamado al 911, personal de la comisaría 5ta. de Mar del Plata arribó al lugar y solicitó una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) para trasladar al baleado al Centro de Salud 2 «Guanahani», en avenida 12 de Octubre al 440, donde falleció a raíz de las heridas sufridas.

Sobre el agresor, los voceros dijeron que «pocos de los que asistieron a la fiesta lo conocían. La invitada era su pareja, quien escapó junto a él».

Desde la fiscalía indicaron que el empresario Ríos, quien fue el anfitrión de la fiesta, colaboró en todo momento con la investigación aportando la identidad del imputado.