Tinogasta

Alfredo Marchioli y Hugo Avila apoyaron una expropiación en Saujil

Ambos legisladores apoyaron la iniciativa oficial de expropiar el denominado Campo comunero Yacochuya ubicado en el Departamento homónimo, aunque el diputado radical realizó una objeción al mismo, al legislador del Frente Amplio Catamarqueño, el proyecto le pareció muy loable desde el punto de vista catastral.

En la segunda sesión especial el cuerpo aprobó con modificaciones y por unanimidad la declaración de utilidad pública y sujeta a expropiación una superficie en la localidad de Saujil del lugar conocido como Campo Comunero Yacochuya (Tinogasta) para la constitución de un Polo de Desarrollo. Al contar con una modificación la iniciativa, vuelve al Senado para su revisión.

Durante el tratamiento del proyecto, Alfredo Marchioli (UCR-JPC) señaló que la iniciativa le parecía positiva aunque hizo una observación sobre el mismo. En este sentido, sugirió al cuerpo que el articulado del proyecto incluya que el Polo de Desarrollo debería ser en un régimen de colonización a escala de minifundistas de quienes explotan la tierra. Por su parte, Hugo Ávila (Frente Amplio Catamarqueño), destacó que el objetivo de la expropiación es “absolutamente loable ya que los 167 habitantes de Punta del Agua esperan que tenga aprobación el proyecto ya que significa regularizar los títulos dominiales”.

Tras las exposiciones de ambos, Augusto Barros (FT) solicitó un cuarto intermedio a fin de aunar criterios por la iniciativa. Luego, Barros indicó que se consensuó modificar el proyecto cuya redacción contempla que “la superficie expropiada sea destinada para la regulación dominial de la localidad punta del agua, la liberación de la traza del tramo de la ruta provincial 34 y la constitución de un Polo de Desarrollo que será acorde a la ley provincial de colonización a los fines de radicar emprendimientos productivos”. A la vez, se incluyó que “en el caso que se pretenda un proyecto de gran escala con superficie mayor a 200 hectáreas el Ejecutivo lo deberá remitir a la Legislatura para su autorización y en caso de división del dominio público expropiado en el mismo sentido, se deberá remitir a la Legislatura para su autorización”.