Deportes

Tres asistencias de Messi y un gol de Di María en la victoria del PSG ante Saint-Étienne

El conjunto parisino se impuso ante Les Vertes y es líder absoluto de la liga francesa. Por la fecha 15, los de Pochettino ganaron con un doblete de Marquinhos y un tanto de Di María.

París Saint-Germain venció 3 a 1 a Saint-Étienne, por la decimoquinta fecha de la Ligue 1 y es líder indiscutido del campeonato. Los dirigidos por Mauricio Pochettino se impusieron con un doblete de Marquinhos y un gol de Ángel Di María, gracias a las asistencias de Lionel Messi. La mala noticia para los parisinos fue la lesión de Neymar, quien salió en camilla y llorando. Además, Sergio Ramos hizo su debut oficial en el PSG.

La visita avisó primero, a los 6 minutos, con un gol de Neymar que fue anulado a instancias del VAR. El brasileño empujó la pelota, tras una gran jugada de Messi y Di María, pero el árbitro sancionó offside. Minutos más tarde, tras un gran pase de Juan Bernat, Kylian Mbappé quedó mano a mano con el arquero rival, quien frenó el disparo del francés.

Pero a pesar de los intentos de PSG, quien rompió el cero en el marcador fue el Saint-Étienne. A los 22 minutos, Wahbi Khazri envió un centro de tres dedos para Miguel Trauco, quien remató pero se encontró con la resistencia de Gianluigi Donnarumma. En el rebote, Denis Bouanga sacó un derechazo para poner el 1 a 0 parcial.

A cinco minutos del cierre de la primera mitad, el equipo parisino se avalanzó ante el arco local en busca del empate. Pero Etienne Green se agigantó bajo sus tres palos y contuvo los intentos de Neymar y Mbappé. En tiempo cumplido, la mala noticia para Saint-Étienne fue la polémica expulsión de Timothée Kolodziejczak, por una entrada a Mbappé que parecía de amarilla.

Para colmo, en la última jugada antes del descanso, París Saint Germain encontró el empate a través de Marquinhos. Tras una gran asistencia de Messi, el defensor brasileño ganó en las alturas y metió un frentazo al fondo de la red, para estampar el 1 a 1.

En el complemento, con superioridad numérica, la visita dominó el encuentro y consiguió revertir el marcador. Mbappé intentó pasado el cuarto de hora, aprovechando un mal rechazo rival, pero su disparo se fue desviado. En la siguiente jugada, Neymar habilitó a Messi, quien no pudo definir ante la rápida salida de Green.

A los 25 minutos, de contraataque, Neymar quedó mano a mano ante el arquero rival, quien tapó la definición del brasileño. En el rebote, Messi remató de zurda y a colocar, pero la pelota se fue rozando el palo. Pero el gol que tanto se hacía desear llegó a falta de diez minutos para el final. Messi asistió magistralmente a Di María y el argentino definió a colocar para poner el 2 a 1 en favor del PSG.

A los 37 minutos, Neymar conducía la pelota y recibió una entrada que terminó en lesión. El delantero cayó sobre el pie de rival y se dobló el tobillo bruscamente. El brasileño, que se retiró en camilla y llorando, prendió las alarmas en París. Sobre el final, el PSG encontró el tercero con la misma fórmula que tuvo el primer tanto, centro de Messi y cabezazo de Marquinhos para el 3 a 1 definitivo.