Columnistas

Entre víboras y culebras

Por Alberto Lindor Ocampo

De víboras y culebras, otros bichos y sus peligros y beneficios

Para ser sincero creo que me he metido en camisa de once varas al proponerles comentarles temas relacionados con serpientes, ponzoñas y venenos, animales venenosos, por el momento de américa, utilización de venenos para la producción de MEDICAMENTOS milagrosos y un sinfín de propuestas más que a no dudar me parece que excede largamente a mi capacidad, conocimientos y actualización de los mismos dada la vertiginosidad con la que van cambiando las informaciones y también los conocimientos sin poder seguir el ritmo y estando solamente en posibilidad e intención de hacer una buena divulgación de temas científicos pasando por encima de conocedores diplomados de las ciencias biológicas , médicas, bioquímicas y toxicológicas entre otras.

Pido disculpas por las faltas que pudiese incurrir aunque, para mi tranquilidad espiritual, tengan ustedes la certeza que cada tema que abordo lo he leído suficientemente en bibliografía adecuada, consultado documentales realizados por los más serios especialistas y firmas, comparado una y cien veces y sólo colocado en página cuando la posibilidad de que sea cierto lo que comento, sea realmente alta, lo que no quiere decir que no pueda ser modificada, como todo lo que ocurre en estos tiempos de cambios profundos y a veces muy contradictorios.

Ya vimos en entregas anteriores parte de ésta temática así que iniciaré la de hoy, con el peliagudo tema de definir si debe decirse veneno o ponzoña, cuándo uno u otro o si son términos similares.

Hubo un tiempo que decir éste animal es venenoso, no era lo mismo que afirmar que era ponzoñoso, pero resulta que en éste último tiempo y al ir actualizando mis conocimientos sobre temas que realmente me apasionan me doy con la novedad que en realidad ambos términos surgen de raíces comunes del griego y latín de modo tal que inclusive, por temas semánticos, es correcto decir en todos los casos VENENO y no ponzoña. La propia Real Academia de las Letras define a veneno como el término a utilizar. Lo dije en una nota anterior que dada la pronunciación en inglés y francés que resulta usual decir “poisón” este vendría de poción que en la antigüedad surgía de algo para tomar y esto podría marcar alguna diferencia.

Aclarando que por lo menos nosotros en Argentina es correcto decir veneno- animal venenoso-, vayamos a la definición que el propio PARACELSO tenía para éste asunto:

“Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim, también Theophrastus Bombast von Hohenheim, conocido como Paracelso o Teofrasto Paracelso (nacido. en Zúrich, en la Teufelsbrücke, Einsiedeln, 10 de noviembre de 1493-Salzburgo, fallecido el 24 de septiembre de 1541), fue un alquimista, médico y astrólogo suizo. Se creía que había logrado la transmutación del plomo en oro mediante procedimientos alquímicos y por haberle dado al zinc su nombre, llamándolo zincum.” (*)

Es considerado a veces como el «padre de la toxicología» con su célebre frase DOSIS SOLA FACIT VENENUM, ES DECIR, «SOLO LA DOSIS HACE AL VENENO», máxima de la disciplina6

El nombre Paracelso (Paracelsus, en latín), que escogió para sí mismo y por el que es generalmente conocido, significa «igual o semejante a Celso», un médico romano del siglo I.

Su incesante búsqueda de lo nuevo y su oposición a la tradición y los remedios heredados de tiempos antiguos le postulan como un médico moderno, adelantado a sus contemporáneos

No discutamos más y digamos que las yararás, cascabeles, corales, viuda negra, araña del violín, araña bananera, lagarto alacrán, anfibios, insectos, medusas, caracoles, peces garrapatas más todo lo que incorporaré en las siguientes notas, ahora son sencillamente VENENOSAS.

Con el fin de no ser retado y por consiguiente, tampoco leído, les comento que he aprendido una infinidad de cosas que no sabía y hoy, a modo de iniciación en el tema se las comparto con la seguridad que también ustedes se asombrarán de estas novedades.

Vi un cuadro de la composición química de los venenos de yararás y cascabeles, realmente quedé asombrado por la cantidad de integrantes que tiene a nivel químico y más aún cuando me enteré que de su veneno los grandes laboratorios de investigación están obteniendo medicamentos para las siguientes enfermedades entre otras:

Cardiopatías, trombosis, Parkinson, hipertensión , reumatismo, cáncer ( varios tipos), leishmaniasis, poliomielitis, epilepsia y botulismo, Alzheimer, diabetes grado II, obesidad, alcoholismo, priapismo, etc. Mencionaré otras que se superponen con otros animales venenosos.

El lunes pasado fui invitado muy gentilmente por el Sr. OSCAR HUGO ALANIS a su programa Catamarca Profunda, luego repetido en radio “T de Tinogasta lo que agradezco infinitamente y uno de los temas que despertó mucho interés fueron los lagartos, lagartijas y chelcos.

Dicho esto, hoy veamos ligeramente sobre estos animales que ya algo he adelantado diciendo que en Argentina NO HAY NINGÚN LAGARTO QUE SEA VENENOSO, tampoco hay iguanas las que en realidad son los conocidos como lagartos overos, que los hay: rojos y verdes, ( las iguanas están más al norte, en la zona del ecuador y tropical. Las lagartijas de colores son animales muy útiles por el control de plagas y los chelcos NO SON VENENOSOS y cumplen una función muy importante al controlar insectos y arácnidos entre otros. En América se suponía que había sólo un lagarto ponzoñoso y es el llamado MONSTRUO DE GILA ( género Heloderma), habita en la parte sur de los estados unidos y debe su nombre que se lo descubrió cerca del río Gila en el suroeste de EE.UU que tiene unos 1000 km de extensión desagotando en el Golfo de México.

Este lagarto ha sido muy utilizado o por Hollywood en sus películas de terror de principios y mediados del siglo XX, en una especie de Godzilla y se almorzaba a los actores de aquel tiempo que mediante trucos de aproximación aterrorizaba a los asistentes a las películas.

Sumamente venenoso el veneno se encuentra en glándulas de la mandíbula inferior, entonces cuando muerde ocurre el accidente indeseado y las consecuencias. Pero los estudios actuales demuestran que tal toxina ( exendina 4 ) es imprescindible para la fabricación de medicamentos contra la DIABETES TIPO DOS, para el cáncer de mama, para bajar la ansiedad de comer, y hasta de ingerir alcohol!!!

Por mucho tiempo se ignoró que un primo hermano del amigo de Gila, el lagarto moteado o alacrán Heloderma horridum), también muy venenosos, se encuentra en México y parte de Guatemala

Mientras buscaba material bibliográfico sobre estos temas vi un documental sobre estos lagartos que me conmovió profundamente. Estos lagartos moteados, comen tres veces al año, cuando forman pareja luego de una intensa búsqueda de la misma se unen por dos meses cada vez, tienen hasta dos crías “ vivas, y el macho deja el nido para volver a encontrarse con la misma hembra y volver a engendrar crías. Se unen por toda la vida y en el documental de marras vi como los dos lagartos salían caminando hacia una carretera donde por su lentitud al pasar un vehículo mató a la hembra: El macho se quedó junto a ella apoyando el hocico en su cuerpo y no se retiró. ( quiero suponer que el equipo de filmación documental habrá salvado al fiel “ Viudo”

Tomando nuevamente nuestro tema, un ejemplo interesantísimo: “ en el caso de la ARAÑA Bananera, Phoneutria nigriventer, su veneno sería más eficaz que la propia pastilla azul ( VIAGRA)!!!.

Me pregunto: los grandes laboratorios internacionales, seguro están investigando a full sobre estos venenos animales y es de suponer que los “ secretos industriales” están a la orden del día; tendrá algo que ver el tema del COVID-19 y los estudios en China sobre virus en el famoso pangolín o el calumniado murciélago? Estaremos pagando las consecuencias de algún descuido en el tratamiento de estas investigaciones?

NOTA: No es prudente seguir con el tema pero aclaro que ha quedado muchísimo material para seguir aprendiendo sobre este apasionante tema, por lo menos para mí.

FOTO 1.- Monstruo de Gila.

FOTO 2.- LAGARTO alacrán, moteado, etc. Internet imágenes

BIBLIOGRAFÍA CITADA, NOTA ANTERIOR.