Opinión

Reinauguran un tramo de la calle República… en tiempos electorales

Editorial

Nuevamente el municipio de la ciudad capital anunció con bombos la terminación y habilitación de la obra de la calle República. Por lo que pudimos observar, al recorrer el tramo una vez más hemos podido comprobar una mala terminación que puede ser producto del apuro. También es evidente el mal diseño, lo que está provocando múltiples problemas en el tránsito del centro capitalino.

Puntualizando el análisis, es posible advertir que se han ensanchado las veredas exageradamente y se ha achicado la acera; ha quedado de un ancho muy reducido entorpeciendo el tránsito y haciéndolo peligroso. Se nota que los cordones que están pintados de amarillo están todos rayados producto del golpe de las ruedas sobre ellos.

Esto una demostración del mal diseño y del peligro de circular por una obra en donde la falta de criterio urbanístico es evidente, porque muchas obras se hacen sin respetar los criterios urbanísticos modernos sino que como lo indicamos en ésta nota, el fin buscado es otro y las consecuencias están a la vista.

La administración de Gustavo Saadi debería, antes de realizar estos mamarrachos a las apuradas, ya que estamos en un año electoral, tener una estudiada  planificación de obras públicas en cuanto a diseño, ejecución y prioridades.

Por otra parte, también se observa una mala calidad de los trabajos, pero esto es algo generalizado, ya que  en todas las obras se observa una deficiente ejecución, como es el caso de la obra del El Jumeal a la que ya nos hemos referido en notas anteriores, en especial lo relativo a los trabajos de pavimentación.