Tecnología

“Piensen en el ciberdelito como el coronavirus”, indicó el especialista Jorge Litvin

El abogado Jorge Litvin especialista en ciberdelitos, expresó que es necesario una “higiene digital” para tomar los recaudos posibles ante una estafa de este estilo en una entrevista con José Juárez y la participación especial de Gilberto Filippin y Myriam Juárez en el progama “Mirada Ciudadana” por Radio Valle Viejo.

Jorge Litvin, abogado y especialista en ciberdelito, explicó que dicho crimen “tiene mayor injerencia en lugares donde hay menos conciencia digital y tiene mucho que ver con la educación”, y agregó que “el año pasado, durante la pandemia se marcó el punto de inflexión porque la sociedad se vio forzada a la digitalización, mucha gente no sabía cómo usar internet, sobre todo personas de la tercera edad; Internet tiene muchos beneficios pero también se maneja en un lenguaje distinto porque cualquiera puede ser una persona distinta a la que realmente es”.

Y especifico en ese sentido que “por quienes más se están haciendo pasar los criminales son por los bancos, también por Mercado Libre, la Organización Mundial de la Salud, Movistar etc. Y se trata de phishing que es un engaño por parte del criminal haciéndose pasar por otra persona o empresa para obtener información que le es útil”.

“La gente tiene que entender que internet no es solo patio de juegos ni que es un electrodoméstico que enchufamos y que está todo perfecto para su funcionamiento, sino que piensen en el ciberdelito como el coronavirus, cuando nosotros nos enteramos que había un virus muy contagioso dando vueltas empezamos a cambiar y adoptar nuevos hábitos que antes no teníamos como usar un barbijo, andar con alcohol de lado a lado y a tener cuidado con las superficies que tomamos contacto, ahora quiero que piensen que el coronavirus es el ciberdelito e implica que para no contagiarnos empecemos a tomar recaudos de higiene digital, aprender a gestionar nuestras contraseñas, aprender a identificar cuando un correo es falso o no lo es, aprender las medidas de seguridad básicas, a enseñarlos a los menores de edad y a los adultos de la tercera edad; la ciberseguridad no es para los técnicos informáticos es una cuestión de todos los días porque estamos más tiempo conectados a Internet más que lo que estamos en el entorno real”, subrayó.

Hizo hincapié, en ese sentido, en cómo prevenir el cibercrimen: “yo tengo un libro publicado el año pasado que se llama “Hackeados”, lo pueden encontrar gratis en internet y explica un montón cuáles son los riesgos que no podemos prevenir. Ante una compra, correo electrónico, un mensaje de texto de WhatsApp nosotros tenemos como humanos de confiar en todo lo que nos dicen y en Internet tenemos que pensar que cada correo y mensaje que nos llega es un intento de ciberataque hasta que nos demuestre lo contrario y lo demostramos verificando la identidad de con quien estamos hablando. Para eso vemos si esta verificada, si tiene número de seguidores, si es el @bancogalicia, por ejemplo y no que tenga dos a. Lo mismo aplica para el correo electrónico, si nos escribe Banco Santander no nos va a escribir desde un dominio que sea triple w ósea no nos va a escribir desde Google o Microsoft, tiene que ser el dominio oficial. Desconfíen de las personas que les escriben, sobre todo aquellos que uno no está esperando, desconfíen de las grandes ofertes y oportunidades. Tampoco descarguen archivos que vengan de un correo o mensaje que el remitente sea desconocido.

En cuanto a tener los datos de la cuenta en el celular remarcó que “hay que diferenciar cual es la información sensible que es aquella que le permita a otra persona acceder como si fuéramos nosotros a una de nuestra cuenta. Tendría muy poco sentido tener una nota con todas nuestras contraseñas. Mi recomendación es que en todas las cuentas activen lo que se llama “Autenticación en dos pasos”, es muy sencillo donde deben ir a configuración, seguridad y aparece automáticamente ese paso, que es un filtro extra para confirmar la identidad del usuario cuando alguien se quiere logear con sus datos. Nuestro nombre de usuario, correo y contraseña están distribuidas por Internet, aunque nos parezca una utopía, se comercializa, se vende porque constantemente hay interacción de esos datos y si nosotros no los renovamos es muy común que los criminales los tengan y los compren por pocos centavos. Con esta autenticación, aun teniendo nuestro usuario y contraseña, no podrá acceder a una cuenta porque va a pedir algo extra.

“Han crecido todos los ciberdelitos pero puntualmente ha habido un crecimiento enorme con los fraudes y estafas, sobre todo vaciamiento de cuentas de homebancking, obviamente todas las estafas de campañas como hotsale, cybermonday etc.; los delitos contra menores edad; la mal llamada pornografía infantil aumento muchísimo; lo mal llamado como hackeos donde los criminales toman control de las redes sociales y los extorsionan; sin dejar de lado algo que empezó mucho antes que son los crímenes informativos vinculados a empresas de las que más dinero pueden sacar por eso hay mucho fraude interno en ellas”, especificó, y en esa línea indicó que se pueden denunciar de forma gratuita en una fiscalía y no recomienda hacerlo en la policía “porque muchas veces no tiene conocimiento puntual lo que sucedió puntualmente en materia informática”.

Además, manifestó que “siempre hay una huella, es importante que las personas que no tienen conocimiento de la tecnología sepan que tienen que tocar lo menos posible la evidencia digital, es decir no borrar no resetear el teléfono ni manipular aquello que pueda probar el hecho. Si es un llamado, el criminal accede a una cuenta y eso deja una huella que está vinculada a una dirección, ya que desde donde él se conecta deja un rastro. Con una investigación penal se puede determinar en muchos casos y en otros por el conocimiento puede ser más difícil, se puede determinar quien fue”.

En cuanto a la diferencia de una llamada común con una de WhatsApp señaló que el llamado común “deja un rastro en el sistema de proveedor de telefonía”, y que el llamado de WhatsApp “no porque usa internet y no hay proveedor de servicio local al menos que nos diga desde donde hizo esa llamada”. En ese sentido remarcó que “es difícil que reciban un llamado de una empresa, banco u organismo por WhatsApp para pedirle datos de accesos a sus cuentas, nunca les van a pedir que le manden código, información entonces hay que tomar dimensión de la relevancia que tienen esos datos y protegerlos”.

Por ultimo explicó que el Banco Central tomo medidas vinculada a la ciberseguridad y a los prestamos aprobados que “obliga a las entidades financieras a que verifiquen fehacientemente la identidad del usuario antes de aceptar un préstamo que quizás no lo solicito ese usuario porque alguien accedió ilegítimamente y avisarle al usuario que se generó el préstamo y pedirle la autorización final”, y que en caso de que el usuario caiga de todos modos el banco no se va a hacer responsable por esa transferencia, pero si se hace responsable por los prestamos como consecuencia de déficit de su sistema, no de seguridad en el sistema humano del propio usuario”.