Sociedad

Invierno y COVID 19 ¿Cómo mantener ventilado el automóvil?

Los vehículos son espacios pequeños y sellados que hacen que la distancia recomendada sea imposible de cumplir. Además, en su interior, pueden quedar  concentradas en el aire del habitáculo las partículas que transmiten el coronavirus. 

Se estima que, en un vehículo sin ventilación donde comparten el mismo viaje varias personas, en solo 15 minutos el 8% del aire es fue  respirado en alguna ocasión, lo cual aumenta el riesgo de contagio, incluso si se lleva puesta la mascarilla. Las ventanillas completamente subidas elevan la posibilidad de contagiarse, debido a la concentración de partículas de CO₂ que permanecen durante horas en un espacio cerrado sin ventilar. Para dar un ejemplo, en el interior de un automóvil en el que haya otra persona con las ventanillas cerradas, la medición de CO₂ se dispara hasta niveles preocupantes, ya que un porcentaje de lo que se respira lo ha exhalado el otro pasajero. Pero al abrir las ventanillas unos centímetros, se puede generar ventilación cruzada para que el aire esté en permanente renovación.

La Organización Mundial de la Salud aconseja realizar una adecuada ventilación para evitar los contagios por coronavirus, por esto es necesario mantener las ventanillas abiertas. Si bien en muchas regiones del país el invierno es muy frío, es importante tomar los recaudos necesarios contra la propagación del virus, llevando las ventanillas bajas. No es necesario que sea por completo, solo basta con que estén abiertas 5 centímetros. Esto permite que el aire se renueve hasta 9 veces por minuto con ventilación cruzada y se reduzca las probabilidades de contagio. Mientras que si dos personas viajan en un vehículo sin ventilación, en 10 minutos de viaje el 8% de aire que se respira ya fue respirado, y si una de las personas estuviera contagiada, el riesgo de contagio es del 30% en 30 minutos, elevándose a 71% en una hora de compartir un viaje en ese ambiente.

“Es necesario que las personas tomen conciencia sobre la importancia de mantener ventilado y desinfectado el vehículo para disminuir las probabilidades de contagio cuando se comparte el viaje . Es una forma de cuidarnos y cuidar a los demás” comenta Franco Taraborrelli, Gerente General de Ituran Argentina.

Además, los contagios también se producen a través de micro partículas que se encuentran suspendidas en el aire, que luego se posan en las superficies del vehículo. Por eso, es clave que una vez utilizado el vehículo, sea desinfectado, repasando las partes que más se utilizan, como ser la palanca de cambios, el volante o las manijas de las puertas. Y, para realizar esta tarea, es recomendable usar guantes de látex y mascarilla.

Además siempre es necesario mantener el barbijo puesto, así como conservar  la mayor distancia social que se pueda tener.

Con el fin de prevenir el contagio tener en consideración los siguientes consejos:. 

●    Primero se aconseja realizar una limpieza profunda del vehículo. Hay que aspirar lo mejor que se pueda el habitáculo, de forma de eliminar la tierra, arena, pelos, polvo o suciedad que pueda haber dentro.
●    Desinfectar el volante, la palanca de cambios y las manijas de apertura de puertas, ya que son las partes del vehículo que tiene contacto constantemente con el conductor/a y/o pasajeros. Se recomienda  primero pasar una franela de forma diaria. Luego limpiarlo con desinfectante.
●    Limpiar las manos con alcohol en gel.
●    Evitar el uso del climatizador y mantener limpio el filtro del vehículo.  Este dispositivo, también conocido como filtro anti-polen, es el encargado de atrapar el polvo e impurezas del aire proveniente del exterior y evita que ingresen al interior del vehículo.
●    Al salir del vehículo, volver a  desinfectarse  las manos, ya sea con alcohol en gel o agua y jabón.
●    Es importante la limpieza del aire acondicionado, así como todos los circuitos que lo componen, ya que son un potencial foco de contagio al albergar bacterias y hongos a lo largo del recorrido de sus tuberías y conductos, y pueden ser un punto crítico para la salud de los pasajeros y el conductor en contexto de pandemia.