Mundo

Inundaciones en Europa: al menos 165 muertos, decenas de desaparecidos y pérdidas millonarias

El inédito temporal sin precedentes en el oeste del continente, principalmente en Alemania, dejó un saldo de al menos 165 muertos, decenas de desaparecidos y pérdidas millonarias. Hoy se activó el operativo para limpiar las ciudades y restablecer la electricidad.

Al menos 165 personas murieron en Europa, la mayoría de ellas en el oeste de Alemania debido al temporal de una magnitud sin precedentes que esta semana causó inundaciones, derrumbes, varias decenas de desaparecidos y pérdidas millonarias. El número de víctimas sigue aumentando a medida que los equipos de rescate acceden a las áreas más destruidas y encuentran los cuerpos de personas atrapadas por el temporal, que también causó destrozos materiales en Luxemburgo, Países Bajos y Suiza.

Según el último balance este sábado, los fallecidos eran 165, 24 en Bélgica y 141 en Alemania, que también registra cientos de heridos, en los estados occidentales de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia.

Los habitantes que huyeron de sus casas amenazadas por el agua producto de una incesante lluvia, están regresando a sus hogares. Al volver se encontraron con un escenario desolador: casas semidestruidas, árboles arrancados, vehículos arrastrados por el agua, carreteras y puentes hundidos o suministro eléctrico cortado.

En Angleur, un pueblo al sur de Lieja, sus habitantes sacaban los muebles empapados sobre las aceras y achicaban el agua todavía acumulada en algunas plantas bajas.

La canciller Angela Merkel viajará el domingo la zona, y se dirigirá al pueblo de Schuld, en Renania-Palatinado, calificado de «mártir» tras haber quedado casi completamente arrasado.

Muchas personas no se encuentran localizadas por las dificultades en las redes de comunicación, esto complica también la tarea de establecer un balance fiable de desaparecidos.

Las pérdidas son «tan importantes que nos tendrán ocupados durante mucho tiempo», advirtió la dirigente de Renania-Palatinado, mientras que el gobernador del estado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, aseguró que la catástrofe tiene «una magnitud histórica».

Esta catástrofe «cambia la campaña electoral» y pone el tema del clima en el centro del debate, según el semanario Der Spiegel.

Edificio derrumbado después de una inundación en Schuld, Alemania

La situación aún podría empeorar en los próximos días, los especialistas anunciaron la continuación de las lluvias en el oeste alemán. El nivel del Rin y de varios de sus afluentes suben peligrosamente.

En estas regiones del oeste de Alemania, por las que discurre el Rin, las inundaciones se debieron mas que nada a ríos pequeños, pues salieron de su cauce debido a las intensas lluvias y asi invadieron dichas zonas habitadas construidas en tierras que no eran aptas para la edificación de casas.

En las ciudades afectadas, los bomberos, los servicios de protección civil, los responsables locales y militares, comenzaron las tareas de limpieza de escombros y de barro que obstruyen las calles.

Expertos sostienen que las catastróficas inundaciones en Europa son parte de un desastre anunciado consecuente del cambio climático.

«Eventos climáticos como este (en Europa) ocurren de vez en cuando. Pero ahora, con el calentamiento general del clima y el aumento de las temperaturas, las masas de aire pueden contener cada vez más vapor de agua«, detalló Thomas Endrulat, del Servicio Meteorológico de Alemania, a la agencia Reuters.

«Las advertencias de lluvia llegaron a tiempo. Pero lo que sucede es más difícil y depende de la historia y la saturación del suelo,además del estado de las represas y embalses. Y también depende del factor tiempo: si algo así ocurre por la noche, si la gente no sabe qué significan las sirenas o si es complicado llegar a ellos a través de los medios de comunicación», agregó.