Opinión

El Dr. Justiniano Leyes y El Buchón presentan a «Los Intocables o no»

Editorial

Después de estar aislado por ser contacto estrecho y por culpa de la pandemia, entre una cosa y la otra, nos cuesta más que antes esta nueva normalidad, que es nueva pero que de normal no tiene nada, recibí un llamado de mi informante favorito y realmente me alegró la mañana saber que a la tarde noche íbamos a despuntar el vicio. Lo cierto es que mi amigo, al que yo le digo Buchón, es en realidad el «Garganta profunda» del periodismo catamarqueño, eso sí el tipo elige bien a quien pasar la información que maneja, en este caso, me elije a mi una y otra vez porque el sabe  que desde mi estudio movemos algunos piolines y entretelones de la política en Catamarca, jeje! o lo intentamos y por lo visto mal no nos va.

Y además sabe que yo administro muy bien la información por eso me tiene confianza, me llama, me visita y me pasa data. Luego de arreglar el encuentro para la última hora del viernes, quedamos en juntarnos aprovechando que se han flexibilizado las restricciones. El lugar elegido fue mi estudio, porque la confitería del Hotel Casino como en los últimos tiempos antes del pandemia, ya es cosa del pasado.

A las 19 horas en punto sonó el timbre, era él. Entró rápido, como ya les conté alguna vez, siempre da la sensación de que esta apurado y que lo persiguen, se sentó, nos saludamos y empezamos a degustar unas empanadas catamarqueñas, que hace la señora de un amigo, para acompañar elegimos un Blend, trivarietal, Cabernet Sauvignon, Malbec y Petit Verdot de Finca Las Moras, Mendoza, una buena bodega, cuyos varietales son armoniosos y nunca fallan.

El Buchón después de comer una empanada, comenzó a mover la copa suavemente, buscando oxigenar la bebida, y se tomó el primer trago con mucha parsimonia, me miro sonriente y dijo: La pelea entre radicales en Juntos por el Cambio esta que arde y los otros dos partidos o mejor dicho “partiduchos” o “sellos de goma” están a la pesca de lo que quede, que al parecer no es mucho. A Castillo le tendieron una emboscada en la reunión con Rodríguez Larreta, el como viejo lobo de mar sabia que arriesgaba, pero le importó mas los recursos para la campaña que le puede aportar el Pro nacional. Esta vez parece que Oscarcito va a manejar poca “plata” porque según dichos del presidente de la UCR; Francisco Monti, el gobernador le va a dar dinero directamente a “Telchi” Ríos.

El Buchón seguía moviendo el blend como para seguir el relato, entonces aproveché para hacerle una acotación,   después de una estruendosa carcajada: Usted Buchón se refiere al discurso de Monti en Fray Mamerto Esquiú en donde dijo que el gobierno quiere meter en la alianza un caballo de Troya, en clara alusión al intendente de Belén. Esta pelea se va a poner muy buena, la interna del Frente de Todos parece que ya se metió en la alianza opositora, como siempre.  Es decir que se esperan unas elecciones bastantes movidas por la pandemia y el hartazgo de la gente, y la diáspora que hay en todos los frentes políticos.

Doctor, la información que yo manejo y sabe que es buena, es que Jalil jugaría con Castillo y Corpacci con el grupo de Monti y el PRO de Molina y Cesarini. No se olvide de los asados en la casa de Mochi Calderón en donde se agasajaba a Rubén Dusso en plena campaña del 2019; en donde los comensales eran aparte del anfitrión, el actual vicegobernador, Monti, Cesarini y Molina. Repare Ud. que ninguno de los opositores nombrados era candidato en las pasadas elecciones, es decir esperaban una derrota contundente para posicionarse ellos. Todos acusan a Oscar Castillo de hacer un armado flojo para favorecer a Jalil. Pero este grupo liderado por el actual presidente de la UCR de Catamarca hace lo mismo, la única diferencia es que tienen otra madrina, Corpacci.  

Lo que me cuenta usted está claro si se observa detenidamente las acciones políticas de todos estos personajes, por eso es evidente no tan solo para nosotros, sino para la gente también lo es y lo dicen las encuestas de que no hay oposición en la provincia, con solo una excepción, el “Grillo” Ávila.

Mientras preparaba la partida del estudio, me dejo entrever que los dichos del monseñor Urbanc cayeron muy mal en todo el arco político, incluido el socio, el gobernador Jalil que quedó estupefacto al escuchar al Obispo agradecer por la pandemia cuando hace dos días el reporte del COE informó sobre 13 fallecimientos, que marcó un nuevo record en la provincia. Me dio por seguro, que es tan grande el revuelo, que es casi seguro, que durante la semana, el Monseñor saldrá a decir que lo sacaron de contexto jejejeje! y esas cosas que dicen los que se van de boca cuando se la ven fea.

Acto seguido, mi amigo el buchón me dio los detalles de su aislamiento obligado, que por suerte terminó bien, aunque estuvo algo nervioso pensando que el bicho podía estar alojándose en su cuerpo, zafó. Se levantó, nos saludamos y se fue rápido como de costumbre, en dirección a la calle República, me dejó con las ganas de seguir charlando y pensando de como terminara esta pelea que ya tiene final abierto. Terminará siendo Ríos el senador o se bajará e ira Castillo, operativo clamor mediante, por que últimamente empezó a repartir remedios y caramelos desde la fundación fantasma de la calle Ayacucho, donde antes de la pandemia se comían ricos asados. Mientras tanto, Monti arremete y sueña, capaz sea él quien termine siendo elegido. Eso si, habrá PASO y los candidatos son varios.

Otros se preguntan ¿Qué hará Manzi? ¿seguirá vendiendo humo en Buenos Aires de que quiere ser senador nacional? o ¿el humo lo venderá el Pro para posicionar algunos de sus candidatos invisibles? Como ustedes pueden observar … volvieron Los Intocables o no, jejeje… sólo el tiempo nos dará la respuesta.

Continuará…