Antofagasta

Por la muerte de Margarita Fabián denuncian penalmente a Andrea Centurión

La denuncia penal fue presentada por Olga Ponce de ADUCA, unos de los gremios docentes de la provincia, quien manifestó que la docente fallecida contrajo Covid-19 por estar al frente de sus alumnos, ser paciente de riesgo y no estar vacunada.

Cabe recordar, que la maestra estaba embarazada y continuaba dando clases en la Villa de Antofagasta de la Sierra, cuando contrajo coronavirus, su estado se agravó, siendo trasladada en el avión de la minera para fallecer dos días después en el hospital Carlos G. Malbrán, previa internación en la maternidad,  y los médicos tampoco pudieron salvar al hijo por nacer a pesar de cursar el séptimo mes de gestación.

Margarita Fabián era maestra de la escuela Secundaria N° 39 de la Villa de Antofagasta de la Sierra, quien a pesar de estar embarazada y ser una persona con una grave enfermedad preexistente, fue obligada a seguir dando clases presenciales hasta que contrajo Covid y tuvo que ser trasladada de urgencia a la Capital.

La insólita situación que deberá ser investigada por la Justicia y la Fiscalía a partir de ésta denuncia penal, que culminó con el fallecimiento de la joven maestra y su bebe, fue sostenida y provocada por un individuo que se llama Santos Rafael Álamo, quien por acción u omisión deberá dar explicaciones de sus actos, ya que es el director del citada establecimiento educativo. Según se supo, la negativa a otorgar licencia a una persona de riesgo se basó en que en las escuelas de períodos especiales no está contemplado dejar la presencialidad. Pero el caso de margarita era distinto, por tres razones, a saber: era una persona de riesgo por haber padecido Lupus unos años antes, estar embarazada y la pandemia es precisamente una situación donde las reglas de la normalidad se suspenden.

La denuncia contra la Ministra de Educación Andrea Centurión es por abuso de autoridad precisamente porque en medio de la pandemia y en sus condiciones personales, resolvieron no otorgar la licencia, que a nuestro entender no debía ni siquiera ser solicitada sino concedida inmediatamente, algo que no ocurrió.