Columnistas Sociedad

Ginés González García, en Madrid: encuentro con Sigman y charlas sobre Covid

La foto se empezó a viralizar en las redes sociales en la tarde del lunes, luego de que la diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Mariana Zuvic (CC-ARI Cambiemos) la publicó en su perfil de Twitter. Muestra al exministro de Salud Ginés González García charlando con Hugo Sigman, dueño del grupo farmacéutico Insud, y contratista local de AstraZeneca para la producción de su vacuna contra el Covid destinada a América latina, sociedad en la que también participa el laboratorio mexicano Liomont. “85.343 Muertos por COVID en Argentina” fue el texto elegido por la legisladora para acompañar la imagen. Su repercusión fue inmediata.

En la red circuló que el encuentro había sido casi circunstancial y en el aeropuerto de Barajas, pero en realidad se trató de un desayuno, por la mañana, en el bar del Hotel Icon Embassy, en el elegante barrio de Salamanca. Allí, el exfuncionario y el empresario argentino, que tiene varios laboratorios en España y donde pasa gran parte del año, se juntaron. Si bien en el entorno de ambos no quisieron dar detalles de la charla, captada por un turista indiscreto cuyos pies quedaron dentro del cuadro, LA NACION pudo saber que el principal tema de conversación fue la demora en el arribo a la Argentina de la vacuna de AstraZeneca, cuyo principio activo se elabora localmente, en el laboratorio mAbxience, de Sigman, y que luego es terminada en México.

El empresario está preocupado y enojado por las críticas que recibe en el país, dado que, según su visión, él tiene poco que ver con esa demora “y le siguen cayendo mucho”, según dijeron a LA NACION fuentes al tanto de la reunión. El desencanto incluye al propio gobierno de Alberto Fernández, que pasó de anunciar en un acto oficial y celebrar la participación de Sigman en la producción de la vacuna AstraZeneca, a despegarse rápidamente cuando estuvo claro que no llegaría en los tiempos prometidos. No hubo encuentro con el Presidente después de ese distanciamiento.

Paradójicamente, el también dueño de laboratorios Elea y Sinergium Biotech, realiza en España el mismo tipo de envasado que hace Liomont en México. El Gobierno en su momento le propuso que él hiciera el proceso completo para evitar las dilaciones y las críticas, pero Sigman se excusó. El contrato de AstraZeneca no se lo permitía ya que incluía la participación de los mexicanos, involucraba a la fundación del magnate Carlos Slim, y tiene carácter internacional.

El empresario también planteó a su amigo Ginés un eventual escenario que podría darse en el país aunque hoy parece bastante lejano: una vez que haya más vacunas disponibles y avance la vacunación a mayor velocidad, vendrá la tarea de convencer a los que no se la quieren aplicar. “En España y Francia hay mucha resistencia a darse la vacuna contra el Covid. Quizás se viene eso en la Argentina”, comentan que señaló.

González García llegó a España para dar un par de charlas. Una será en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud San Carlos III. Allí participará en un conjunto de sesiones de trabajo tituladas “Los sistemas de salud en América latina tras la pandemia de Covid-19″. Otra se desarrollará en la Universidad de Salamanca, en el marco de una ceremonia de entrega de diplomas de una maestría que patrocinan esa casa de estudios y la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS).

¿De qué hablará el exministro? Según pudo saber LA NACION, “hará una descripción de cómo fue la pandemia en la Argentina y cómo puede ser la pospandemia, aunque nadie tiene certeza en el mundo cuándo llegará ese momento”. También se referirá a cómo la crisis sanitaria global provocada por el Covid tiene que servir para mejorar los servicios de salud. “Es un debate que se escucha en toda Europa; en Alemania, en Francia, en España. La revitalización del área para que no accedan a la salud sólo las personas de alto poder adquisitivo”, señalaron las fuentes.

“También se hablará de las lecciones aprendidas. Las cosas que se hicieron mal y las cosas que se hicieron bien”, agregaron las fuentes. Otro punto será la falta de financiamiento para el sector privado de la salud y la ausencia de apoyo por parte de los Estados. Un punto muy delicado en la Argentina: el martes está previsto que las empresas de medicina privada y los prestadores de salud (clínicas, empresas de ambulancias, centros de diagnóstico y otros) anuncien su decisión de ir a la Justicia contra el Gobierno por no permitirles aumentar cuotas y aranceles. Los prestadores afirman que no pueden aumentar los salarios de sus empleados si no les permiten subir sus aranceles. A los problemas comunes de la crisis en todo el mundo, la Argentina agrega los propios.

José Luis Brea