Deportes

Diego Schwartzman superó a Struff y avanzó a los cuartos de final del Roland Garros

El Peque venció en sets corridos al alemán y se metió en los cuartos de final del Abierto de Francia. El argentino busca repetir las semifinales de la edición pasada, en las cuales cayó ante Rafael Nadal, quien será su rival en la próxima instancia.

Diego Schwartzman (10° del mundo) venció en un partido electrizante a Jan-Lennard Struff y se metió en los cuartos de final del Roland Garros. En el estadio Suzanne Lenglen, el Peque se impuso por 7-6 (11-9), 6-4 y 7-5, en tres horas y dos mimutos de juego, y frente a una gran cantidad de espectadores. El argentino igualó la marca conseguida en 2018, en donde alcanzó la misma instancia, y buscará avanzar para repetir las semifinales de la edición pasada.

El Peque es el único representante albiceleste en el Abierto de Francia, luego de la eliminación de Federico Delbonis. El argentino buscará defender las semifinales del Roland Garros 2020, en las que cayó ante Rafael Nadal (3° del ranking ATP), a quien enfrentará en la próxima ronda. Para meterse entre los cuatro mejores, Schwartzman deberá batallar ante el rey del torneo francés. El español, máximo ganador de títulos del certamen (13 conquistas), viene de vencer al italiano Jannik Sinner (19° del mundo) por 7-5, 6-3 y 6-0.

El encuentro disputado en la capital francesa fue el tercer choque profesional entre el argentino y el alemán. Con esta victoria, Diego se puso 2 a 1 ante Struff en el historial. El otro triunfo del Peque fue en el Masters 1000 de Montecarlo 2017, mientras que el germano se impuso en el cruce de las finales de la Copa Davis 2019, en España.

La dura victoria del Peque:

El argentino no tuvo un buen arranque de partido, el alemán presionó con su saque y no lo dejó entrar en ritmo. En consecuencia, el Peque llegó a estar 1-5 abajo en el marcador y Struff tuvo la posibilidad de cerrar el primer período. Allí fue cuando Schwartzman se hizo fuerte, salvó siete set points del rival y logró dar vuelta el resultado con un gran tenis, para terminar ganado el parcial por 7-6 (11-9).

Schwartzman entró en confianza y comenzó a desplegar mejor su juego, siendo profundo en sus golpes. Por su parte, el alemán no se vino abajo a pesar del duro golpe, dio pelea y complicó por momentos al argentino. A pesar de esto, Diego fue superior, consiguió el quiebre para imponerse por 6-4 y aumentó su ventaja en el resultado.

En el último set, Diego quebró en dos ocasiones y todo indicaba que no iba a tener muchos problemas para cerrar el encuentro. Pero el alemán no bajó los brazos y emparejó el resultado, para ponerle suspenso al partido. El Peque mantuvo su saque y en el primer match point, con el saque de Struff, resolvió con una paralela que no pudo contener el alemán para meterse en los cuartos de final en París.

El Peque sigue haciendo historia en el tenis nacional y se convirtió en el cuarto argentino en llegar tres veces a los cuartos de final del Roland Garros. Schwartzman sigue los pasos de Guillermo Vilas, quien llegó en nueve ocasiones, y alcanzó a Guillermo Cañas y Juan Martín Del Porto, quienes estuvieron entre los ocho mejores en tres oportunidades. Diego alcanzó las cinco participaciones en cuartos de final de un Grand Slams, por detrás de Vilas (19), Del Porto (13) y David Nalbandian (10).

Las declaraciones post-partido de Schwartzman:

Luego de la victoria, el Peque habló sobre la gran batalla ante el alemán y declaró: “Fue un partido muy duro desde el principio. En ningún momento me sentí cómodo y traté de jugar con lo que tenía hoy. Estuve ahí todo el tiempo, cuando las cosas salían bien y cuando no salían. Sabía que él me iba a dar errores, pero por momentos yo cometía más errores que él. Era una buena oportunidad para estar en los cuartos de final. Pero esa tensión hizo que nunca me pudiera soltar”.

Además, el argentino expresó: “Cuando gano el primer set siento que voy a ganar el partido. Tengo un buen récord en cinco sets cuando gano el primero. También ayuda cuando un rival pierde un set como le pasó a él. Intenté arrancar a full el segundo, pero él no se cayó, estuve dos veces quiebre abajo. Y en el tercero, cuando parecía que se terminaba, él se soltó y el partido se alargó. La gente lo ayudó a que se levantara, porque quería ver más tenis. Es lo lindo de jugar con gente, vaya con vos o con el rival. Le da una tensión extra que es espectacular”.