Política

Mauricio Macri: “El populismo que azota a mi país debilita el sistema institucional, cercena la libertad de expresión y ataca la independencia judicial”

El ex presidente cuestionó con dureza al gobierno de Alberto Fernández y reiteró sus críticas hacia la política sanitaria. “El populismo conduciendo una crisis sanitaria es más peligroso porque queda más en evidencia la mentira y la ineptitud”, fustigó 

El ex presidente Mauricio Macri calificó al gobierno de Alberto Fernández como un populismo que “azota a mi país”, donde se “debilita el sistema institucional, cercena la libertad de expresión y ataca la independencia judicial”, y manifestó que la política de adquisición de vacunas contra el coronavirus se llevó adelante con una “ineptitud absoluta”.

“No hay ninguna crisis sanitaria que justifique nos arrebaten nuestras libertades, eso es inaceptable”, señaló el ex jefe de Estado, en un claro mensaje dirigido hacia las restricciones preventivas para contener la propagación del coronavirus.

En un fuerte discurso, el fundador del PRO reiteró que el populismo es “uno de los desafíos” que enfrenta la región, durante el evento del foro “Defensa de la democracia en las Américas” que se desarrolla en el Salón Granada, del Biltmore Hotel de Miami, de Estados Unidos.

“Queda claro que las democracias ya no más mueren por un golpe de Estado. Ya no vemos un hecho abrupto, como los tanques saliendo a la calle. El proceso que vemos son dirigentes que ganan una elección y desde a dentro del sistema empiezan a corroerlo, a debilitar el sistema institucional, cercenar la libertad de expresión, a atacar la independencia del Poder Judicial, proclamándose los defensores del pueblo para justificar todo tipo de atropellos”, sostuvo el dirigente opositor en el acto del Instituto Interamericano para la Democracia (IID).

“La democracia en Argentina está amenazada por un comportamiento que busca debilitar el Poder Judicial, violando la Constitución y los derechos humanos. Tiene un propósito: generar impunidad sobre funcionarios sobre su gobierno que están siendo investigados por hechos graves de corrupción y algunos que ya han sido condenados. Y todo lo disfrazan bajo la figura del lawfare, que ellos son las víctimas de periodistas, la oposición y jueces que buscan perseguirlos”, apuntó Mauricio Macri, y agregó que la persecución de parte de la gestión del Frente de Todos “no ha tenido límite” sobre él, su familia y funcionarios allegados del Gabinete.

En su mensaje, el ex mandatario redobló el sentido de uno de los mensajes que hizo durante el año pasado, desde Guatemala, cuando dijo que el populismo era peor que la pandemia de coronavirus. “El populismo conduciendo una crisis sanitaria es una doble combinación, es más peligroso. Esto es grave, porque queda más en evidencia la mentira y la ineptitud”, fustigó.

“En el caso de nuestro país, nos han llevado a la cuarentena más larga del mundo, debilitando todo el tejido social, alterando toda la vida de los argentinos, generando problemas psicológicos y sanitarios que vamos a ir encontrando en los próximos años”, expuso.

Además, Mauricio Macri calificó de “ineptitud absoluta” que el Poder Ejecutivo “no ha conseguido vacunas” suficientes para inmunizar a la población. “Poco más del 2% de la población ha recibido las dos dosis para estar protegidos”, expresó.

Por otro lado, llamó la atención ante el crítico momento de la segunda ola de contagios en Argentina se “percibe una intención aún mayor sobre aquellos derechos que nos corresponden”. “Lo que es más complejo, que es que el populismo inocula el virus de la resignación. Nos quieren hacer creer que esto es así, que la gente tenga que resignarse a la pobreza, a no tener cloacas, a no tener agua potable y ahora ni siquiera pueden vacunarse. Contra eso es lo que realmente tenemos que luchar”, fustigó.

Sobre el epílogo de su discurso, Mauricio Macri propuso como soluciones que se “ponga en vigor el multilateralismo”, con acuerdos entre regiones que “limiten el abuso de poder”. En ese marco, planteó que Argentina vuelva al proceso de ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además, recomendó replicar los modelos de “los países que han progresado, que son aquellos que se abrazaron a la libertad, la apertura económica y al progreso tecnológico”.

“Aquellos que han avasallado sus instituciones y sus libertades, lo único que han logrado es cosechar pobreza. Han destruido la confianza, y sin confianza no hay inversión, no hay empleo ni oportunidades de mejoras para nadie”, afirmó.

“Lo que tenemos que hacer todos es comprometernos, todos los días, cada uno desde su lugar, defender que cada vez tengamos instituciones mejores, que respete la diversidad y el pluralismo. Ese es el único camino, no tenemos otro”, concluyó.