Policiales

En una causa por homicidio detuvieron al jefe de la barra de Newell’s

La policía detuvo a Aldo Marcelo "Gatito" Sosa y allanó su casa, en el marco de una causa que investiga el crimen del ex miembro de la hinchada de ese club y presunto narco, Marcelo "Coto" Medrano.

El sindicado jefe de la barra brava de Newell’s Old Boys, Aldo Marcelo «Gatito» Sosa, fue detenido junto a su hijo durante el allanamiento de su vivienda de la ciudad santafesina de Rosario, en la causa que investiga el crimen del exmiembro de la hinchada de ese club y presunto narco, Marcelo «Coto» Medrano.

Sosa está vinculado a la narcobanda rosarina «Los Monos» y es empleado de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, en la que percibe un ingreso de unos 180.000 pesos mensuales, y cuyo titular firmó una resolución que lo suspende por un mes.

El domicilio del barra «Leproso» fue allanado por las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía local, por orden de los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada de Rosario, informaron fuentes judiciales.

Si bien en principio los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra no habían ordenado la detención de Sosa, también conocido por el apodo de «Chemea», igualmente quedó demorado junto a su hijo luego de la requisa en la casa de Arijón al 500 bis de esa ciudad, confiaron fuentes del caso.

El hecho que se investiga

Los fiscales buscaban datos en la casa de Sosa sobre el crimen de «Coto» Medrano, exbarrabrava de Newell’s y presunto narco, asesinado de 15 balazos en una estación de servicios en marzo pasado.

Por el asesinato de Medrano fueron detenidos e imputados los hermanos Daniel y Gabriel Godoy, este último empleado policial.

Según la investigación, Gabriel era quien conducía la camioneta Ford EcoSport de la que se bajaron tres personas y balearon a «Coto».

Su hermano Daniel, sindicado como vendedor de drogas al menudeo en el Gran Rosario y enfrentado a Medrano por ese negocio ilícito, quedó imputado por presunto lavado de dinero, mediante la compra de dólar blue sin poder explicar sus ingresos, recordaron fuentes del caso.

Ahora también quedó detenido «Chemea» Sosa, actual jefe de la barra de Newell’s, a cuya conducción habría arribado con el aval de «Los Monos», que desde 2016 metieron un pie en los paravalanchas «leprosos».

Tras varios asesinatos y la caída del anterior mandamás, Emiliano «Jija» Avejera, recientemente condenado a prisión perpetua por homicidio, Sosa se quedó desde principios de este año con la conducción de la barra.

En la causa que derivó en las condenas de los cabecillas de «Los Monos», Sosa apareció compartiendo propiedad de algunos bienes con el jefe la organización, Ariel «Guille» Cantero.

El 30 de abril pasado desconocidos atacaron de siete balazos el frente del domicilio de «Gatito» y el 2 de mayo último la persiana de un local del actual vicepresidente de Newell’s, Cristian D’Amico, apareció pintada en aerosol con la leyenda: «Chemea narco».