Opinión

Doble barbijo S.A.

Editorial

Nuevamente, desde éste medio, nos vemos en la obligación de expresar a nuestros lectores y a la ciudadanía en general cómo el poder hace uso y abuso de la pandemia con fines políticos y en muchos casos, económicos y financieros para obtener pingues ganancias a costa del sufrimiento del pueblo. A continuación la crónica periodística con tinte editorial.

Mediante el último decreto restrictivo que fuera publicado el día 30 de mayo de 2021, el Gobierno de Catamarca ha dispuesto el uso obligatorio del doble barbijo en espacios cerrados. La publicidad oficial también expresa, precisamente en el artículo 2º del decreto mencionado, que el Poder Ejecutivo será quien realizará la distribución de los barbijos en todo el territorio de la Provincia.

Según se lee en el Decreto S. – Seg. N° 1004, la medida se justifica en los estudios realizados por el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos y que dicha medida ha sido adoptada por países como Alemania, Francia y Austria.

En primer lugar, es falso que el CDC norteamericano haya obligado los ciudadanos de ese país, utilizar doble barbijo, como también los es la obligatoriedad en los países europeos que menciona el decreto, por el contrario, todos esos países están implementando medidas de distanciamiento tendientes a terminar con el uso del barbijo. Por otro lado la misma OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda no utilizar protectores que impidan la respiración normal, entre lo que se encuentra la imposición de la doble mascarilla. La solución es lógica: genera problemas de respiración y más elementos de protección permiten la concentración de más virus y bacterias. Y aunque haya otras opiniones, se sabe que ninguna es definitiva y todas están en pleno desarrollo e investigación.

Es decir, el Gobierno de la Provincia, partiendo de una premisa falsa o difícil de comprobar, pretende justificar el uso obligatorio del barbijo doble por una cuestión sanitaria, cuando en realidad lo que quieren vindicar es el gasto desmedido de la compra de los barbijos, cuyo monto surge del Decreto S. Nº 917, dictado el día 14 de mayo, es decir, antes del decreto que obliga a los catamarqueños el uso del barbijo doble, y que asciende a 40 millones de pesos.

La prueba palpable de esto es la publicación de un medio grafico del día 29 de mayo (siempre antes del decreto restrictivo del día 30), donde se menciona que las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia anunciaban ese día, que el Ejecutivo ya había concretado la compra de los barbijos.

Es decir, la metida de pata previa exteriorizo lo que luego se puso en el decreto que obliga el uso del barbijo. Dicho en criollo: la provincia gasto una suma sideral de dinero vaya uno saber a qué proveedor de productos sanitarios y al no tener como justificar el gasto desmedido, decidieron dictar un decreto que justificara la compra de millones de barbijos incensarios, cuando por el mismo monto se podrían haber adquirido no menos de 40 camas de terapia, que es lo que requiere con urgencia el sistema sanitario de salud catamarqueña, tal como lo expresan en los fundamentos del mismo decreto que menciona un crecimiento exponencial de contagios tan grave, que la ocupación de camas con oxígeno alcanzó el 94,5%. Una verdadera vergüenza, el estado sanitario y el paliativo que se está implementando.

Queda claro que la compra de barbijos antes del dictado del decreto que estipula su obligación no es más que un nuevo negociado de este Gobierno, que no repara en utilizar fondos del Estado en compras innecesarias, cuando los reales problemas están en la crisis de la infraestructura sanitaria que hace un tiempo colapsó.

La realidad es que tanto en Europa como en Estados Unidos se dejo de hablar de los barbijos y en esas regiones se observa a diferencia de la nuestra, que las medidas a nivel sociedad ya no son restrictivas sino todo lo contrario, son de apertura y eliminación del tapabocas. ¿Por qué sucede esto? la respuesta allá es sencilla y acá no tiene explicación. Europa y Estados Unidos ya inmunizaron la mayor cantidad de habitantes simplemente porque han cumplido con planes vacunatorio serios, algo que en Argentina no ha sucedido aun.

Los únicos responsables de ser unos de los pocos países en el mundo que mantiene un alto porcentaje de muertos por millón de habitantes a causa del Covid 19 son los políticos que administran la pandemia, a nivel nacional y a nivel provincial. en Catamarca también se robaron las vacunas y se vacunaron ellos, en detrimento de los sectores más vulnerables y esenciales. Por poner dos ejemplos de sectores que van al paro o ya están con medidas de fuerza por ésta cuestión: la Unión Tranviarios Automotor y la Asociación Bancaria. ¡Háganse cargo! y dejen de lucrar con la terrible desgracia de la pandemia y la irreparable pérdida de vidas humanas.