Antofagasta

Crece el malhumor contra Taritolay y lo acusan de malversar fondos públicos

La bronca contra el intendente municipal crece día a día porque los habitantes de la villa están convencidos de estar abandonados a su suerte. Por el manejo de la pandemia, por sus prologadas ausencias y más grave aun es por que tienen la firme sospecha que el Jefe Comunal no esta siendo claro con los fondos que recibe de provincia.

Son recurrentes y reiterados los reclamos de la población contra el Intendente Municipal de Antofagasta de la Sierra. Sin ir más lejos, no solo le cuestionan la aplicación de los fondos que le asigna el gobierno provincial sino el muy ocurrido hoy cuando desde el COE y Municipio tergiversaron los números de los casos confirmados de Covid. En efecto, según la placa adjunta en esta nota, los casos confirmados en la Villa oficialmente serían 1. Sin embargo la realidad es otra. Hoy hubo 4 casos Covid en familia Fabián del secretario municipal Adolfo Fabián y publican un solo caso. Y no sólo eso, el propio intendente sería un caso sospechoso por ser contacto cercano con su propio secretario y nadie sabe donde está la mayor parte del tiempo.

Según fuente bien acreditadas, el municipio habría recibido siete millones de pesos ($ 7.000.000.-) de los cuales dos millones ($ 2.000.000.-) deberían haber sido destinados a insumos de la pandemia y ayuda para la gente, muy especialmente para quienes viven en los cerros y están a la buena de Dios. Nada de eso ocurrió. Los fondos no están en el Hospital de la Villa y los insumos tampoco y lo lamentable del caso es que los habitantes tienen que trasladarse hasta El Peñon, distante a unos sesenta kilómetros para hacerse los hisopados o simplemente comunicar la presencia de síntomas y hacerse atender. Lo grave de la situación es que quienes se tienen que hacer ver por un médico o auxiliar, tienen que ser traslados en camionetas. A Fabián, el caso confirmado, lo acusan de haber traído el virus desde Belén, donde viaja asiduamente en visitar familiares.

En la Villa de Antofagasta no hay nada, ningún insumos hospitalarios y encima el máximo responsable de administrar la situación y la desesperación de la gente, se ausenta muchos días de la sede del gobierno, pasando largas estancias en la Capital y ante el notable incremento de problemas de subsistencia no hay nadie que se ocupe de la gente. En cuanto al dinero restante, el mismo debe ser aplicado a las instalaciones del Polideportivo Municipal pero nadie, ningún vecino tiene certezas de que ello esté ocurriendo. Consecuencia de la situación descripta es que se vislumbran peleas entre los vecinos, quienes ya comienzan a tratar de inútil y otros epítetos más fuertes al intendente Julio Taritolay.