Opinión

La disponibilidad de agua es componente primordial del derecho al medio ambiente

Así lo indica un Relator Especial en un informe presentado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. En efecto, el experto en cuestiones del agua potable, David R. Boyd, describe la situación de los derechos humanos y la vincula a la crisis mundial provocada por la contaminación, escasez y desastres relacionados con el agua.

En su Informe, el Relator Especial se explaya sobre la cuestión de las obligaciones de los derechos humanos relacionadas con el disfrute de un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible. También se refiere a la necesidad de la disponibilidad de agua potable en cantidad suficiente, tratándose de uno de los componentes sustantivos del derecho a un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible.

Mas adelante en su exposición, expresa que  las causas y consecuencias de la crisis mundial del agua, centrándose en los efectos negativos de la contaminación del agua, la escasez de agua y los desastres relacionados con el agua en el disfrute de muchos derechos humanos, que tienen repercusiones desproporcionadas en los grupos vulnerables y marginados.

A continuación, hace responsables a los Estados, quienes tienen la obligación de garantizar el suministro de agua potable a la población en cantidad suficiente. Con ese fin agrega que el Estado tiene la obligación de resguardar y proteger los ecosistemas. Deben ayudar a prevenir o prevenir la contaminación del agua, a aliviar la escasez de agua, a reducir los riesgos asociados.

En la provincia de Catamarca existen dos graves conflictos que podrían estar encuadrados en la tipificación del articulo 2° de la Ley Penal 24.051, que  indica «Será considerado peligroso, a los efectos de esta ley, todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.», sin perjuicio que en el caso de Andalgalá la situación procesal es sumamente compleja, por factores que iremos explicando en notas posteriores.

El paso de la Minera Alumbrera por Catamarca está entrando en el pasado y los juicios de la  historia, con todos los actores principales incluidos, incluyendo a los sucesivos gobernantes, los accionistas Ymad S.E. no le serán favorables, ya que la minería extractiva es netamente depredadora del medio ambiente y por ende de la vida misma. Hubo contaminación y nunca mitigación de los efectos colaterales. Y como si eso no hubiese sido suficiente, aparecieron los trasnochados de siempre con el proyecto MARA, como si el cambio de denominación modificara en algo el estado de cosas. Es más de lo mismo y peor aun, porque de los tres accionistas de la minera sólo quedó el minoritario, Yamana Gold, que poseía  el 12,5% de Minera Alumbrera y se retiran los suizos (Glencore) y canadienses (Goldcorp). A partir de ahí comenzaron a tejerse otras cuestiones, todas poco claras que el tiempo se encargará de informarnos.

De arranque, el informe ambiental fue negativo (el original), los gobernantes, lejos de obedecer y acatar, redoblaron la apuesta, echando mas leña al fuego, al desobedecer a posteriori mandas judiciales superiores, pretendiendo avanzar contra «viento y marea» en la explotación de un proyecto inviable, y al que por más que se hayan empeñado en comprar nuevos informes de impacto ambiental, sin licencia social, sin factibilidad y en contra  de la ley nada podrá concretarse. No sólo el proyecto MARA (disfraz berreta) es inviable materialmente, los daños que provocaría en la cuenca de los ríos que riegan la región, sino porque por jerarquía de los fallos, el proyecto es inviable también  es inviable jurídicamente.}

Y ambas situaciones forman parte de las legitimas pretensiones del pueblo de Andalgalá. No se confundan nuestros lectores, la quema de la sede de Agua Rica y del partido peronista es una lucha intestina de facciones del Frente de Todos, situación ajena a los justos y legítimos reclamos de la Asamblea del Algarrobo. La detención de inocentes fue un acto delincuencial del Ministerio Público Fiscal y de la justicia catamarqueña y deberán pagarlo.

Similar es el caso de Antofagasta de la Sierra, donde desde hace 27 años utilizan el agua dulce y potable, que ha provocado un desastre ambiental con el secado de la vega del Rio Trapiche, dejando a los pobladores a la buena de Dios, sin animales, sin leche, sin carne ni cueros, todos elementos básicos para la supervivencia y ahora se está cerca de concretar el mismo procedimiento, que consiste en la utilización contraria a derecho, del el agua dulce y potable de la la cuenca del Rio Los Patos.

¿Por qué insisten en apropiarse del agua a cualquier precio? ¿Por qué corrompen una y otra vez a los intendentes municipales de Antofagasta de la Sierra? ¿Por qué hunden en la pobreza estructural a un pueblo que sufre todo tipo de privaciones que se acentúan con el tiempo? ¿Será más fácil negociar con interlocutores arrodillados que con gente digna?

Es un largo proceso de desgaste, en realidad es un crimen de ejecución prolongada. Pero todo tiene una explicación. Y la respuesta está en Alemania y aunque Angela Merkel sea una Canciller respetada, sería oportuno preguntarle que opina de la extracción del litio en Catamarca, desastre ambiental mediante, para que una empresa automotriz, de las más importantes del mundo, reestructure su matriz industrial con la fabricación en serie, de autos eléctricos. Nos referimos al contrato de suministro de litio que la empresa minera Livent ha firmado con BMW. Dejan la contaminación del petróleo y pasan a otro desastre ecológico. No aprendieron nada parece.

En todos los portales de Argentina se pudo leer ésta noticia: «La automotriz alemana BMW y la empresa minera Livent anunciaron recientemente la firma de un acuerdo por alrededor de 285 millones de euros para la extracción de litio en la Argentina, más precisamente en el Salar del Hombre Muerto, en Antofagasta de la Sierra, Catamarca. Este acuerdo, que abastecerá de celdas de baterías a las fábricas de autos eléctricos del gigante automotriz a partir de 2022, convertirá a la Argentina en su segundo proveedor global de litio, luego de Australia«. Indicó latinta.com.ar

El peligro existe, es real, concreto y el Estado catamarqueño, lejos de cumplir con sus obligaciones y garantías, hace todo lo contrario y propugna la mega minería utilizando el recurso del agua dulce y potable que le pertenece a las poblaciones y no a la actividad minera, que lo contamina.

Todo por un puñado de dólares y la desesperación de los habitantes que una y otra vez ven postergados sus sueños de una vida digna, tanto como le gusta tener a los funcionarios, que son los facilitadores de estos contratos de extracción y desolación, que tanto daño provocan.