Turismo

Pandemia y Turismo: qué nos deja el 2020

Gustavo Hani, presidente de FAEVYT (Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo)

El 2020 será recordado como el primer año de la historia en donde se paralizó el turismo en todos los rincones del mundo, pero también va a estar presente en nuestra memoria por el gran trabajo y el esfuerzo de un sector que luchó para mantenerse en pie.

En el medio de esa tormenta, la industria turística y las agencias de viajes y turismo -principal canal de comercialización- dejaron el alma para continuar ejerciendo una profesión que se hace con pasión, conocimiento y compromiso. Somos un sector resiliente, fuerte y con capacidad de superar los contratiempos.

Allá por el comienzo del año, mientas asimilábamos las consecuencias de la aplicación del Impuesto País -que golpeó fuertemente al turismo-, llegaron los primeros casos de Covid-19: pasajeros varados, viajes suspendidos, situaciones todas que el sector supo resolver con entereza y compromiso.

Además, desde FAEVYT -Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo-, entidad que me toca presidir, impulsamos distintas herramientas para amortiguar el impacto fenomenal de la crisis sobre nuestro sector. Tendimos puentes de diálogo con el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, así como con todos los actores del arco político y del ámbito privado involucrados en la industria, para alcanzar las medidas que nos permitieran salir delante de la peor crisis de nuestra historia.

La Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística engloba muchos de los esfuerzos realizados pensando en las agencias de viajes y turismo. Esa Ley es un ejemplo, de un gran flujo de trabajo en donde también se alcanzaron otras medidas como: implementación del Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur); la concreción del Fondo de Auxilio y Capacitación Turística (FACT); la posibilidad de compartir estructuras entre agencias de viajes; habilitar el trabajo de las agencias desde el domicilio particular (modalidad home office); permitir las actividades conexas en los domicilios declarados por las empresas de turismo; la extensión de la asistencia de emergencia al trabajo y la producción (ATP) hasta el mes de diciembre.

Todo este camino recorrido no alcanza, nunca alcanza ante la peor crisis de la historia del turismo, pero no vamos a bajar los brazos. Como lo hicimos ante otras dificultades vamos a salir adelante y vamos a ser uno de los motores de la recuperación. El 2020 también será recordado dentro del Turismo por la unión consolidada de todo el sector y, sin duda, el 2021 nos encuentra a todos más juntos que nunca. Tiramos entre todos de este carro y lo vamos a seguir haciendo.

Hoy, con cuidados, protocolos y, sobre todo, conciencia ciudadana es tiempo del turismo responsable. La experiencia inigualable de viajar, conocer y recorrer nunca va a pasar de moda y ahí estamos las agencias de viajes para cuidar y acompañar a quienes empiezan a viajar.

El año que se va nos deja muchos sin sabores, pero el 2021 vamos a trabajar para que se abran nuevas oportunidades.

Somos agentes de viajes y turismo, somos el motor de una de las principales industrias argentinas y vamos a salir adelante.