Deportes

Boca y la vieja costumbre de ganar en Brasil, esta vez al Internacional

Con gol de Tévez, Boca logró un importante triunfo ante Inter en Porto Alegre por los octavos de la Libertadores en el partido de ida, postergado la semana pasada por la muerte de Diego Armando Maradona.

El Xeneize logró una victoria muy valiosa en Brasil por 1-0, gracias al tanto de su capitán que homenajeó a Maradona en su festejo mostrando la camiseta retro de 1981. La revancha, el próximo 9 de diciembre en La Bombonera, en la misma semana que los restantes equipos jueguen los partidos de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Lo cierto es que Boca ganó nuevamente en Brasil y esta vez  1-0 sobre el Inter en Porto Alegre por el partido de la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. El gol lo hizo Carlos Tevez, a los 18 minutos del complemento, tras una gran jugada de Toto Salvio. En el festejo, Carlitos recibió la amarilla por efectuar un homenaje personal al diez, con una casaca de Diego en un partido memorable en la Bombonera en el año 1981.

El equipo de Miguel Russo no fue preciso en los primero minutos, pero promediando la etapa inicial se acomodó al partido y se fue al descanso mereciendo alguna ventaja. El campo de juego, afctado por las lluvias que hubo sobre la hora del encuentro, complicó y generó desatenciones defensivas en Boca. Esto fue aprovechado por Internacional, que desde los pies de Andrés D’Alessandro llevó peligro en la ofensiva.

Rodrigo Lindoso fue el primero en rematar al arco custodiado por Esteban Andrada, pero la pelota terminó en la red lateral del arco. Al instante, Carlos Tevez respondió con un remate, que se desvió en el camino.

No se habían disputado 10 minutos en el estadio Beira Río cuando llegó la primera polémica del encuentro. Un córner sobre el sector izquierdo bien ejecutado por el colombiano Edwin Cardona que cayó con fuerza al área brasileña y fue apenas rozado por un atacante xeneize. El balón rebotó en la entrepierna de Rodrigo Moledo, quien se agachó y pareció desviarlo con su brazo. Las repeticiones mostraron que no fue penal, pese al reclamo de Boca.

Sin embargo, la jugada más controvertida fue a los 24 tras una falta a Sebastián Villa, quien corría en soledad camino al gol. A centímetros del área, fue derribado por Moledo. Clara infracción que el árbitro uruguayo no sancionó ni consultó al VAR que debió indicarle al juez que en esta ocasión manifiesta de gol el defensor de Inter mereció la tarjeta roja y cobrar tiro libre directo.

¿Era roja para el jugador de Inter por falta a Villa?

El colombiano Villa tuvo otras situaciones muy claras. A los 30′ y a los 44′, en la primera demoró en rematar, pese a que tenía una buena opción de pase para Capaldo, y la segunda con un disparo desde afuera del área que el arquero Marcelo Lomba pudo despejar con un manotazo. Antes, Carlos Izquierdoz también casi convierte, tras un gran cabezazo en un tiro de esquina cobrado.

El homenaje de Carlos Tevez a Maradona: la camiseta que Diego usó en Boca en 1981 (REUTERS/Silvio Avila)El homenaje de Carlos Tevez a Maradona: la camiseta que Diego usó en Boca en 1981 (REUTERS/Silvio Avila)

El gol en contra le significó un golpe muy duro para el elenco de Porto Alegre, que le sumó mucho nerviosismo a su juego y se vio superado por el equipo de Miguel Russo. El DT de Boca sacó a Salvio, que volvió a jugar luego de la inactividad por el desgarro, y en su lugar puso a Gonzalo Maroni, quien pudo anotar el segundo. Tras una estupenda maniobra de Cardona, el ex Talleres de Córdoba se enredó con la pelota y no logró definir.

A los 30, Carlos Tevez probó con un remate potente desde la puerta del área que se fue apenas por arriba del travesaño, y segundos después Inter tuvo desde los pies de Leandro el gol. Sin embargo, su remate de tiro libre terminó impactando en el palo derecho de Andrada, que solo atinó a mirar.

Sobre el final, Villa volvió a encarar a pura velocidad, pero se nubló en el área, una constante del colombiano pese a que tuvo un gran partido, y Patrick se lo perdió de frente al arco, tras una gran triangulación. El mediocampista llegó muy exigido y remató forzado a un costado. La última jugada fue de Buffarini, que generó una gran reacción del arquero Lomba, despejando al córner.