Ciudades

Merino es el tercer presidente de Perú en cuatro años

Asumió el gobierno de Perú en medio de protestas y temor en los mercados.

El hasta ayer titular del Congreso unicameral de Perú, Manuel Merino, asumió este martes la presidencia de la república tras la destitución del mandatario Martín Vizcarra en medio de protestas callejeras, críticas de buena parte del arco político y la reacción negativa de los mercados financieros.

Merino se convirtió en el tercer presidente de Perú en lo que va del actual período quinquenal de gobierno, iniciado en 2016, reflejo de la fragilidad institucional que sufre el país, y ratificó que “se respetará el proceso electoral en marcha”, con comicios generales convocados para el 11 de abril próximo.

“Es un momento difícil para el país, la población nos mira con expectativas y a la vez con preocupación; es innegable que atravesamos una crisis que hace que nos enfrentemos a dilemas permanentes y a decisiones constantes”, afirmó el flamante mandatario en su primer discurso ante el parlamento.

“Acá no hay nada que celebrar, es un momento muy difícil para el país y tenemos que asumirlo con entereza moral y valor democrático”, subrayó Merino, y sostuvo que el Congreso actuó “con el debido proceso” al destituir a Vizcarra en el segundo juicio político que el formó en menos de dos meses, en este caso por una denuncia según la cual recibió sobornos cuando era gobernador de la región sureña Moquegua, en 2014.

Merino, ingeniero agrónomo y empresario ganadero de 59 años, llegó al Ejecutivo después de que las sucesivas crisis dejaran al país sin los dos vicepresidentes que establece la Constitución.

Estaba al frente del Congreso en virtud de que el partido centrista Acción Popular (AP), al que pertenece desde hace 41 años, obtuvo la primera minoría en las elecciones de enero pasado, celebradas para completar el período luego de la disolución del parlamento decretada por Vizcarra en septiembre de 2019.

El flamante presidente se reunió primero con los comandantes generales de las Fuerzas Armadas, quienes le expresaron su respaldo, y después recibió la banda presidencial de manos de Luis Valdez, que se convirtió en titular interino del Congreso.