Opinión

Peligroso triunfalismo de la Ministra de Salud Palladino

Editorial

Hace unos días, en una conocida emisora, le hicieron un reportaje a la Ministra de Salud de la provincia de Catamarca, Dra. Claudia Paladino, quien a lo largo de la entrevista exhibió un optimismo que sin dudas resultó chocante, porque no es la primera vez que se escuchan de boca de funcionarios, tanto del gobierno nacional como de los gobiernos provinciales, temerarios triunfalismos y comparaciones que todos sabemos, son efímeras, ya que estamos en presencia de dos factores de peso, o mejor tres. Virus muy contagioso, sociedad no preparada y funcionarios en aprendizaje.

Una de las características del coronavirus, que es altamente contagioso aunque su letalidad se mantiene por debajo del 1 % y se ensaña con los sectores más vulnerables de la sociedad. En el punto hay que tener cuidado en cantar victoria porque Catamarca es una provincia donde los índices de pobreza son muy altos y eso aumenta el riesgo de mayores contagios. La ministra manifestó “Somos la única provincia que venimos con el covid sostenido”; hacer una afirmación de esas características puede resultar prematuro. Del mismo modo resalta el trabajo en equipo y pondera sus virtudes, aunque también resulta un adelanto innecesario. Basta observar lo que sucede en las provincias vecinas La Rioja y Salta, cuyos servicios médicos ya dieron muestras claras de agotamiento y estrés, para comprender mejor de qué estamos hablando.

Afirmar que todos se cuidan es una falacia. La realidad es que quienes verdaderamente se cuidan son quienes a diario ponen de manifiesto que las medidas del COE son meros enunciados públicos con un alcance relativo. Nunca Catamarca acato en forma conjunta la cuarentena estricta, en cualquiera de sus fases. las reuniones sociales, los asados, los festejos fueron la característica saliente, en los ya más de 200 días de cuarentena con esporádicas interrupciones.

Paladino subestima los datos de la realidad. Los números que día tras anuncia el COE de la provincia de Catamarca, de la que la funcionaria es parte principal, pueden transformarse en el corto plazo en una pesadilla. La prudencia es la madre de todas las virtudes y la militancia en los barrios no es suficiente para una sociedad que no está preparada desde la educación, para enfrentar una pandemia de éstas características. Amén que la palabra “militancia en los barrios” es una frase o una palabra que tiene otras connotaciones y que debería evitarse, so pena de inferir que se utiliza la pandemia para hacer política, que de confirmarse sería vergonzante a nivel gobierno.

Los números del coronavirus son fríos, no tienen sentimientos. La ministra debería recordar que Argentina ya está en el quinto lugar de los países con más contagios por millón de habitantes con el agravante de que quienes están por arriba, son países densamente poblados, que entre los cuatro tienen más de dos mil millones de habitantes. Argentina tiene apenas 44 millones y ha sufrido un ascenso descontrolados pese al triunfalismo del presidente Fernández, que tuvo el atrevimiento de comparar Argentina con Suecia. Paladino debería ser más prudente y recordar que Catamarca pertenece a la Argentina y que Salta y La Rioja estuvieron al borde del colapso del sistema de salud. Encima Argentina es uno de los países que menos testeos hace, lo que da una idea de los peligros que existen en Catamarca, donde el virus está en plena expansión, lamentablemente.

Resulta llamativo que el Ministro de Salud de la Nación y la Ministra Paladino crean que la población está preparada para enfrentar una pandemia de estas características. Fue así que entre otra cuestiones durante la entrevista afirmó “… la conclusión de qué una estrategia de mayor Impacto es la prevención y el cuidado con esto de seguir con estos cambios de hábitos hasta que pase esta pandemia.” Nada de esto ocurre y entre la población reina el descontrol, el desconcierto con el agravante que los precios de los alimentos siguen subiendo y la tasa de desempleo se fue por la nubes.

Desde ésta tribuna de opinión entendemos que la Ministra de Salud debería ser más prudente con sus afirmaciones, haciendo sentir a la opinión pública que el gobierno le va ganando la pulseada al coronavirus, enarbolando hipótesis de victorias no logradas, ya que hasta hoy nadie en el mundo puede afirmar ganarle al coronavirus. Encima  y para colmo de males, Argentina, mal que le pese al presidente, se encolumna a ser unos de los países más castigados del mundo en materia de Covi-19 y Catamarca no es ajena a esa realidad.