Sociedad

Está a la firma el proyecto de refinanciación de deudas provinciales con Anses

El dictamen del proyecto de ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional, que contempla la refinanciación de las deudas que las provincias tienen con la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), pasó hoy a la firma de los legisladores oficialistas de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores.

Si bien al principio el presidente de la Comisión de Trabajo, el peronista pampeano Daniel Lovera, anticipó que el próximo lunes continuaría la discusión del proyecto, en el cierre del plenario de comisiones el jefe del bloque del Frente de Todos, el formoseño José Mayans, anunció que sus legisladores, que son mayoría en el Senado, iban a firmar el dictamen para darle celeridad a su tratamiento.

Eso motivó que la opositora cordobesa Laura Rodríguez Machado, junto con algunas de las integrantes del interbloque de Juntos por el Cambio, reclamaran contar con más tiempo para poder leer el proyecto y volver a reunirse el martes o miércoles próximo.

“Tiene una importancia fundamental este tema, sobre todo en los gobernadores de provincias. Nosotros vamos a pasar a firmar el dictamen”, aseguró Mayans. Frente a esta situación, Rodríguez Machado advirtió al legislador oficialista que el proyecto no podría ser debatido la semana que viene “porque no se van a cumplir los siete días reglamentarios” para convocar a una sesión especial y amenazó con que Juntos por el Cambio no daría los votos para tratarlo sobre tablas.

“Ustedes tendrán la mayoría, pero nosotros tenemos los dos tercios”, dijo la senadora cordobesa.

El proyecto de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional contempla la refinanciación de las deudas que las provincias tienen con la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Uno de los principales ejes del proyecto establece que 21 de las 24 jurisdicciones podrán renegociar los préstamos otorgados con el respaldo del FGS con un bono a mediano y largo plazo y mientras se desarrolle la negociación no se le descontarán fondos de la coparticipación.

Otro punto clave es que se cambia el sistema de financiamiento de la ley de Reparación Histórica para evitar que para pagar el retroactivo se utilicen los activos del FGS, y se fija que deberá ser cubierto con recursos del tesoro nacional.

El proyecto que ya fue aprobado en Diputados establece que habrá un plazo de ocho meses para negociar los préstamos entre las provincias y la Anses, que se cancelarán con un bono donde se definirán los vencimientos y en el que se tendrá en cuenta la suma del capital adeudado e intereses devengados y exigibles a la fecha de suscribirse el acuerdo de refinanciación.

Se determinó que la deuda en concepto de capital se cancele íntegramente al vencimiento mientras que los intereses se pagarán con una tasa de interés de 1 por ciento anual y se calcularán sobre el capital, que será ajustado con la tasa que rige para los plazos fijos, en lugar del CER como se había establecido en el proyecto original del Gobierno.

También introduce cambios en el mecanismo de financiamiento del pago de la Reparación Histórica a jubilados sancionado durante el gobierno de Cambiemos, para evitar la venta de los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

En ese sentido, el expediente fija que no se podrán vender activos del FGS para financiar el pago de los retroactivos de jubilaciones prevista en la ley de Reparación Histórica aprobada en la administración de Mauricio Macri, que ahora deberán ser abonados con fondos propios de Anses y del Tesoro nacional.

Además se establece que el FGS deberá priorizar aquellas inversiones que tengan impacto directo en la economía real promoviendo la sostenibilidad del sistema previsional.

Con respecto a los créditos otorgados a jubilados, el proyecto determina que la Anses no podrá realizar una capitalización de intereses en los préstamos vigentes cuyos cobros hayan sido suspendidos a partir del 1º de enero de 2020.

También establece que la reanudación del cobro de las cuotas se hará desde la cuota siguiente que correspondía abonar al tomador del crédito cuando quedó suspendido el pago, respetando las condiciones financieras originales en las que el crédito fue otorgado, con las modificaciones acordadas que hubieran favorecido al deudor.

Por otro lado se crea el Fondo Fiduciario Público » Programa de Inversiones Estratégicas» que tendrá como meta invertir en sectores estratégicos del Estado para generar empleo como política de desarrollo económico en pos de la sostenibilidad de la economía real.