Sociedad

Detectan en ANSES actividades ajenas a la función específica del organismo

Hace unos días, el Jefe de la UDAI Anses Catamarca, Enzo Carrizo se reunió con un grupo de empleadas del organismo Nacional, del sector Iniciación, para avanzar en el proceso de jubilaciones anticipadas y masivas, que impone el Gobierno Provincial.

Según trascendió de fuentes muy bien acreditadas, se presume que el funcionario les habría ofertado el pago de los servicios particulares del cuidado de los hijos de las empleadas, con fondos provinciales.

De confirmarse ese proceder, la decisión estaría viciada de irregularidades, se plantearía una desigualdad mayor y debería ser objeto de una investigación, toda vez que las normas Administración Nacional de la Seguridad Social no permiten una confusión ni aplicación de recursos financieros estipulados en la Ley Nacional del Presupuesto, en consonancia con las normas de Auditoría interna del Organismo.

En otro orden, resulta llamativo y sorprendente que se intente utilizar recursos provinciales para financiar recursos materiales y humanos de un organismo nacional. Con el mismo criterio se podría pretender que trabajadores  esenciales, enfermeras/os, policías, médicos, que salen a trabajar y no cuentan con estos subsidios del Gobierno Provincial. Sería motivo de investigación determinar el origen de los fondos del erario provincial que podrían aplicarse a la oferta realizada por el titular de la UDAI-Catamarca.

Este tipo de avances, con el aval de algunos gremios afines, develaria el manejo político dentro de Anses, para llevar adelante reformas, sin contemplar la situación operativa del organismo nacional, que cuenta con fondos propios, un área administrativa y de infraestructura; auditorías internas, procedimientos, balances generales, etc..

Por la misma razón, también resulta curioso y llamativo que se destinen fondos provinciales para refaccionar las oficinas de un organismo nacional cuándo hay otras demandas y necesidades. Las instituciones nacionales no pueden estar sujetas a patrones de la política de turno local.

También la mayoría de los empleados y personal están molestos y se quejan de que algunos «privilegiados» van fuera del horarios reglamentarios de la Unidad de Atención Integral. Esos empleados concurren cuando quieren y se quedan trabajando después de hora, siendo esa circunstancia irregular por dos motivos, uno porque pueden acceder a expedientes o documentación electrónica sin ser vistos y dos, porque existen sospechan fundadas que se quedan a hacer un «trabajo político».

Por tal motivo, no descartan que en un futuro aparezcan inconsistencias e irregularidades.