Recreo

Funcionario del gabinete de Polti a las piñas en plena via pública

El Jefe de Espacios Verdes de la Municipalidad de Recreo, cuyo Intendente es Luis "Lula" Polti, tuvo un fuerte altercado con el padre de unos de los cientos de cesanteados en la municipalidad en el cambio de gobierno.

En efecto, el miembro del gabinete  tuvo la infeliz idea de discutir con un empleado de la municipalidad que es el padre de uno de los cesanteados por Luis Polti ni bien asumió el cargo el 10 de diciembre. Por esos despidos, el intendente fue denunciado por ATE (Asociación Trabajadores del Estado) y mantiene un conclicto con esa asociación gremial.

Fue así que el mandatario municipal tomo una serie de acciones a manera de «vendeta» y para la Fiesta del Cabrito hizo preparar las listas negras no permitiendo el ingreso de los afiliados de ATE a los Festivales. Las reyertas se mantienen desde esa época.

La pelea comenzó con una discusión acalorada, según confiaron las fuentes a El Pucará, y fue subiendo de tono cuando comenzaron los insultos de todos tipo y se fueron a las manos. El origen de la discusión que terminó a las piñas, fue que al parecer el jefe de Espacios Verdes le habría faltado el respeto al hijo del empleado municipal, es decir al cesanteado.

La trifulca tuvo dos escenarios, uno en las afueras de la ciudad tal como se observa en la foto secundaria y otro en pleno centro de la ciudad de Recreo. Llamó la atención a los testigos y transeúntes ocasionales, la postura boxística de los contendientes, los cuales, emulando a las categorías mundiales de medios pesados se plantaron en el centro del ring, léase en el medio de la avenida San Martín y al mejor estilo de dos avezados boxeadores, se pusieron en guardia y se entraron a sacudir sopapos, ante la atenta mirada del numeroso público que se fue arrimando, atónito con el sorprendente espectáculo.

Los jurados trabajaron en las redes sociales y dieron como amplio ganador al padre del cesanteado, pues parece que al funcionario de Polti le llenaron la cara de dedos. ¡Triste espectáculo y pésimo ejemplo para la juventud!