Sociedad

Insólita disposición de la Corte de Justicia envía expedientes judiciales a cuarentena

Causó profundo malestar entre los abogados del Foro Local la disposición de la Corte de Justicia que pone a resguardo los expedientes que han sido tocados, razón por la cual los letrados al lugar en cuestión lo denominan “casillero Covid-19” de la Justicia

El resguardo de los expedientes supuestamente «sospechosos» por el tacto, obliga a su «confinamiento» por “4 días” y previa desinfección en una casilla especial cada vez que sea tocado por alguien. Es lo que los letrados denominan irónicamente como el “Casillero Covid-19”.

En efecto, de acuerdo con las Acordadas de la Corte de Justicia 4448/20 y 4449/20, la Justicia dispuso implementar la siguiente modalidad de trabajo, comúnmente denominado en otros ámbitos como el protocolo:

  1. Antes de la presentación de escritos, deben tomarse todos los recaudos de seguridad (uso de guantes, barbijo, máscaras, etc,) –
  2. Cuando llegue el abogado o diligenciador debe colocarse alcohol en gel antes de manipular el expediente. Esto es obligatorio.
  3. El empleado que reciba escritos o manipule cualquier soporte de papel u otros en la barandilla, deberá inmediatamente desinfectar sus manos (lavado de guantes y manos o colocación de alcohol en gel).
  4. Allí se colocará el respectivo cargo en el escrito. Luego, el empleado encargado debe hacer una diligencia en el expediente deberá consignar el nombre del profesional, la fecha y hora en la que se recibió.
  5. Toda la documentación que se adjunte será dejada en un casillero específico identificado con la fecha de la recepción. Ahí se dejará por cuatro días.
  6. Una vez cumplido dicho plazo se lo sacará y se procederá a detallar la pertinente documentación, copias para traslado y demás que se haya adjuntado.
  7. Sin perjuicio de ello, el Jefe de despacho copiará y pegará todo el contenido que se haya enviado por mail a la casilla del Juzgado (escritos y  documental escaneada en su caso), en el sistema Lex Doctor y el mismo será decretado en los plazos que exige la normativa procesal. Una vez cumplidos los 4 días, se cotejará y agregará al expediente el soporte papel en original de la presentación.
  8. Los expedientes que sean manipulados por los abogados o diligenciadores deberán estar cuatro días separados en otro casillero desinfectado diferente a su casillero habitual. Una vez cumplido dicho plazo se lo sacará y se lo volverá a guardar en el casillero correspondiente.
  9. Una vez que se retire el profesional o la persona que haya concurrido a la barandilla debe desinfectarse toda la superficie en la que se hayan apoyado los papeles o pertenencias que hubiese traído dicha persona con un rociador que contendrá alcohol y agua.
  10. Luego de cinco minutos, podrá secarse la superficie si es necesario. En el turno vespertino (de 15 a 19 horas), se podrán consultar los expedientes, pero no se recibirán escritos, ni cédulas por el momento.
  11. Se recomienda a los abogados que los expedientes se devuelvan al juzgado en una bolsa plástica transparente, que también será inactivada por cuatro días.

Los letrados entienden que se trata de una reglamentación desmedida e infundada que retrasará aún más la resolución de las causas en curso en los Tribunales de la provincia.

De hecho, los trámites pueden volverse aún más extensos si más de un abogado, empleado o funcionario deben consultar el mismo expediente por cualquier motivo.

Lo cierto es que la enfermedad se transmite por gotitas, de persona a persona y a una distancia menor de un metro y medio.