Opinión

¿Cómo me preparo para una videollamada laboral? Qué usar y qué evitar

Businessman Video Conferencing With Colleague On Laptop In Office
Por María Soto (*)

Estamos viviendo un tiempo sin precedentes. La pandemia del COVID-19 ha dado un giro de 180 grados a nuestras vidas, y lo ha cambiado ¡casi todo! Y uno de esos cambios, es el de comenzar a trabajar desde casa.

Quienes no están acostumbrados a trabajar bajo esta modalidad deberán transitar un proceso de adaptación y, en el mientras tanto, llevar adelante múltiples reuniones en línea con compañeros de oficina, colegas, jefes y/o clientes.

Así que, si sos parte de este grupo que está conociendo el home office en tiempos de cuarentena y permaneces gran parte del día frente a la pantalla de la computadora, probablemente te estés preguntando cómo vestirte y lucir bien en una videollamada logrando una presencia profesional.

¿Podemos vestir para una videoconferencia lo mismo que para una reunión laboral presencial?

Hasta ahora, muchos nunca habían considerado cómo vestirse para participar en una reunión virtual. Generalmente, las reglas no son tan distintas. Por ejemplo, para una reunión presencial no usaríamos nuestra remera de “entre casa”, de la misma manera que no usaríamos un vestido de gala o smoking para asistir a una reunión en línea.

Sin embargo, existen algunos códigos muy útiles que nos pueden ayudar a lucir adecuadamente en una reunión virtual, y que no necesariamente implican que perder el toque casual y relajado.

Veamos algunos consejos para estar cómodos y, a la vez, lucir profesionales.

Consejos para llevar adelante una videollamada laboral

En todas las aplicaciones de videoconferencia, la pantalla únicamente apuntará desde nuestra cintura para arriba, por lo que nuestro vestuario será bastante sencillo. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos factores clave.

Ante todo, prestá mucha atención al aspecto de tu rostro y tú peinado, especialmente porque la cámara tiende a amplificarlos. Intentá usar un peinado prolijo (hombres y mujeres), y lavar tu rostro y dientes antes de añadir el maquillaje, el cual debe ser lo más natural posible. El maquillaje natural te ayudará a verte saludable y con energía, lo que impactará positivamente en tu interlocutor.

En cuanto al vestuario, alejáte del pijama (al menos en la zona superior a la cintura si no necesitas ponerte de pie) y el sweater de entrecasa. Usar camisas, jeans, palazos de corte urbano y maxi vestidos, son algunas de las prendas que van a jugar a tu favor en este momento, porque son la combinación justa entre la comodidad de casa y la profesionalidad del trabajo.

Evitá usar escotes muy bajos. En su lugar, usa blusas holgadas o camisas oversized. También puedes usar camisas ligeramente ajustadas, y con mangas cortas, pero debes cuidar que no te apriete al sentarte, así tus prendas logran buena caída cuando estés en esta posición.

Optá por tonalidades azules, verdes, grises, violetas, que lucen bien en cámara. Mejor si es un color sólido y llamativo pero no muy brillante, ya que tonos como rojo o magenta saturan la pantalla. ¡No uses camisas a rayas o cuadros, ya que estos no son buenos amigos de las cámaras!

Con respecto a los accesorios, optá por no usar demasiadas pulseras, pues su tintineo intermitente podría distraer a tu interlocutor. Por otro lado, llevar un collar sencillo (no muy grande y llamativo) realzará tu rostro, y le añadirá un toque de elegancia a la situación y a tu mensaje.

Minutos antes de comenzar la videoconferencia, limpia y encuadra tu cámara, y ubícate en un lugar con fondo liso o neutro (preferiblemente en tonos claros), sin carteles, portarretratos o espejos, así evitamos las distracciones. Además, intenta que la luz natural esté frente a ti y no detrás (pues solo se vería tu silueta) o a los costados. De esta manera, crearás un ambiente cálido, claro y agradable.

El lenguaje corporal es clave para tener videollamadas exitosas. Repito: una videoconferencia no es tan diferente de una reunión presencial, por lo que te recomiendo actuar tal como lo harías en persona. No obstante, podés emplear algunos de estos tips para reforzar la efectividad de tu mensaje:

Asentí despacio con la cabeza cuando sea necesario, y mira al interlocutor a los ojos en lo posible. Igualmente, te aconsejo que inclines levemente la cabeza hacia el costado para transmitir un poco de empatía con la otra persona.

Usa tus manos en algunas ocasiones para enfatizar los mensajes importantes, ¡y no olvides sonreír! Estos elementos ayudarán a potenciar mucho más tu discurso.

¡Espero que estos consejos te resulten útiles!

María Soto es Lic. en Ciencia Política y Asesora Profesional de Imagen. Dirige la Consultora en Imagen Personal y Política que lleva su nombre. Para más información, pueden visitar www.mariasoto.com.ar