Policiales

Critican duramente a los investigadores penales de Tinogasta

Alegando su inocencia, acusada por el crimen de su bebé, busca la excarcelación en una Audiencia con habilitación de feria.

En la mañana de ayer, la Cámara de Apelaciones habilitó la feria judicial para darle tratamiento al pedido de excarcelación de González, quien está privada de la libertad desde el 25 de abril cuando la criatura muriera en un hospital de la provincia de La Rioja a causa de la golpiza sufrida.

Ella junto a su pareja Juan Antonio Olivera, están imputados por el delito de «homicidio calificado por el vínculo». Ella está detenida en la Unidad Penal N° 2 y él en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP), situado en Miraflores, Capayán.

Por pedido de Quintar, González fue llevada desde el centro de detención para estar presente en la audiencia.
El abogado defensor señaló que su clienta no tuvo participación en el hecho,  ya que al momento del ataque se había marchado de la casa.

«La beba fue agredida cuando estaba a cuidado de su padre. Ella estaba en el hospital por la mordedura de un perro». Quintar realizó un relato de lo que fue la declaración de González, quien contó que cuando llegó a su vivienda la esperaba Olivera con la criatura en brazos.

«Le dijo que le había estado dando leche y que se ahogó, por lo que la levantó y le dio golpes en la espalda», comentó. A posteriori hubo una discusión entre ambos y decidieron pedir prestada la moto a una hermana de González para llegar rápidamente al hospital San Juan Bautista, de la ciudad de Tinogasta. En el nosocomio, le detectaron politraumatismos cráneo encefálicos y le realizaron trabajos de reanimación.

«Ahí descubren que había sufrido golpes en la cabeza y que habían sido provocados por el concubino», señaló el letrado ante el Tribunal conformado por Juan Pablo Morales y los subrogantes Marcelo Soria y Marcelo Sago.
El abogado manifestó que González era víctima de violencia por parte de Olivera, quien ya en ocasiones anteriores habría maltratado a la pequeña hija en común. Además lanzó duras críticas a la labor de los operadores de Justicia de Tinogasta. «El fiscal ha metido en la misma bolsa a los dos. No hizo nunca un parate para verificar los tiempos», sostuvo.

Quintar terminó su alocución solicitando que se declare la nulidad del auto interlocutorio en el que se confirmó la prisión preventiva, en noviembre pasado.

El Tribunal de Alzada resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes a la mañana que se dará a conocer el veredicto.

El caso
El deceso de la beba se confirmó el 25 de abril. Olivera y González fueron detenidos en la provincia de La Rioja, en donde había sido derivada la pequeña a causa de la golpiza sufrida.

Catamarcaencana.com