Opinión

“¡Raúl estás rodeado, entrégate!”

Nota Editorial

En los últimos días se ha  empezado a definir cuál sería el futuro gabinete del gobernador electo Raúl Jalil, con varios funcionarios del gobierno saliente que seguirán en sus cargos y lo más sorprendente es que quedan en áreas estratégicas del estado provincial.

Es sabido que hubo un arreglo entre Lucia, perteneciente a la tradicional sociedad “Corpacci & Cía.” y Raúl Jalil para ir a las elecciones sin soltar “el pastel” y con el intendente como candidato a gobernador.

Así las cosas, casi todos los candidatos que se pusieron responden a la que será ex gobernadora a partir del 10 de diciembre. En esa línea, le construyeron la soledad del poder y sólo le permitieron poner un renovador peronista, como candidato a diputado provincial. El resto del elenco responde a la sociedad marital más famosa de Catamarca, cuyo plazo sigue vigente.

Con este panorama, los que pensaron que Jalil le daría una nueva impronta a la administración de la provincia están empezando a verse defraudados. Tampoco se entiende que se le dé continuidad a funcionarios muy cuestionados en áreas muy sensibles de la administración, como  lo son Vivienda, Minería y Salud.

Un párrafo aparte es el caso de Ángel Mercado, de la sociedad “Corpacci  & Cía.” que seguirá en YMAD, siendo la persona más cuestionada del actual gobierno, con varias denuncias penales, dudosos sobreseimientos y con un escándalo en puerta por la explotación de Agua Rica, en donde es evidente que lo que resolvió el directorio más allá de la pelea por la ausencia de los directores de la UNT, es ruinoso para el patrimonio provincial que según entendidos en la materia la diferencia podría ser de entre 200 y 300 millones de dólares, una suma nada despreciable por cierto.

En la semana que pasó hemos visto críticas de un lado y del otro, el Ing. Alberto Kozicki fue muy crítico de lo realizado en los últimos 8 años en energía por el gobierno de Corpacci, apenas asuman deberá lidiar con los constates cortes de agua y energía como es costumbre en los veranos catamarqueños. No estuvo mal en hacer esas declaraciones, estuvo “políticamente” inoportuno ya que está criticando a sus aliados estratégicos, por lo menos en los papeles.

Del otro lado, el que criticó a Raúl Jalil fue el Dr. Julio Cabur que actualmente está al frente de la obra social de los empleados públicos de la provincia (OSEP), en éste caso, las declaraciones cayeron como un balde de agua fría y fueron inoportunas ya que él es uno de los principales responsables del desmanejo, y sí no lo fue, no lo dice, entonces “marche preso” y que se va de sus funciones sin poder haber mejorado el funcionamiento de la obra social de la mayoría de los habitantes de la provincia.

En salud si bien no sigue el actual ministro lo sucede una colaboradora de la actual gestión, que es calamitosa, vemos todos los días gente que denuncia la falta de ambulancias y médicos en los hospitales del interior provincial, falta de insumos y drogas. Es decir la incapacidad manifiesta del Estado para brindar un servicio básico que encuadra en un elemental derecho humano inalienable, como es el derecho a la salud pública.

¿Cómo es posible creer que la realidad provincial empiece a cambiar a partir del 10 de diciembre próximo si los que fracasaron en la gestión en los últimos años ahora son los que se encargaran de resolverlos?

¿O habrá fallado solo la cabeza y contamos con funcionarios probos que no pudieron desarrollar sus conocimientos porque no había conducción? Es raro, como tantas otras cosas que suceden en Catamarca, algunas inexplicables. Y también es un misterio que empezará a develarse una vez que asuma el nuevo gobierno ¿o el viejo?.

Como se dice en la jerga policial, en medio de un operativo, cuando tienen cercado al reo, parecería ser que la sociedad “Corpacci & Cía.” ya está en condiciones de decirle al gobernador electo: “¡Raúl estás rodeado, entrégate!”