Sociedad

Qué pasará en tu vida si duermes con un ajo debajo de la almohada

¿Dormir con un diente o cabeza de ajo debajo de la almohada? Sí, lo leíste correctamente, y sus efectos son inesperadamente buenos para la salud.

Dormir con un ajo debajo de la almohada puede sonar una de las cosas más extrañas que se han escuchado, y parece salido de un mito urbano. Sin embargo, tiene asidero científico. ¿Para podría servirte? Pues resulta que tiene beneficios para la salud que no puedes ni imaginarte y te estás perdiendo cada día.

Consumir un diente de ajo al día previene ciertas enfermedades cardiovasculares, y tiene efectos anti tumores y anti bacterianos. Por si fuera poco, dormir con uno debajo de la almohada trae estos beneficios.

El ajo es un alimento muy antiguo que se ha utilizado como condimento de muchos platos e ingrediente activo de cientos de remedios. Es un pariente cercano de la cebolla y, aunque su olor no es muy agradable, es uno de los más consumidos por todas las personas en el mundo.

En la antigüedad, se utilizaba como sazonador de platos y hasta para repelente de plagas. En el estudio publicado por The National Institute of Health, revela que consumir un diente de ajo al día puede ayudar a prevenir enfermedades pero también si duermes con él debajo de tu almohada aporta los siguientes beneficios:

Evita la gripe o resfriados

El ajo es un antihistamínico natural que además de fortalecer el sistema inmune, mejora el sistema respiratorio y descongestiona las vías respiratorias.

Dormirás mejor y tendrás rendimiento físico

Es rico en zinc; un mineral que mejora la calidad del sueño al provocar un efecto calmante. También es un estimulante natural que mejora la actividad física durante el día.

Aliviará la tos

Es un maravilloso expectorante, por lo que eliminarás las flemas que se encuentran alojadas en las vías respiratorias y mejorará la función de los bronquios.

Mejora circulación

Contiene vitamina B, que la circulación sanguínea y evitar los coágulos.

Antibiótico natural

Además de fortalecer el sistema inmune, también cicatriza las heridas cutáneas y evita que éstas se infecten.

Mejora funciones hepáticas

Al mismo tiempo que eliminar toxinas, es un depurante del hígado. Su alto contenido en vitaminas A, B y C, mejora las funciones hepáticas.

Retrasa el envejecimiento

Por si fuera poco, también retrasa el envejecimiento. Por medio del ajo es posible regenerar las células que envejecen y contiene antioxidantes.