Cultura

Presentaron al Episcopado avances de organización del IV Congreso Mariano Nacional

El Obispo de Catamarca motivó a que “cultivando nuestra devoción mariana, nos entusiasmamos a vivir intensamente un año de gracia, que tanto lo necesita nuestro país en este momento”.

En el marco de la 118° Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino, que se realiza esta semana en Buenos Aires, durante la mañana del miércoles 6 de noviembre, el Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, junto con los Pbros. José Antonio Díaz, Julio Murúa y Marcelo Amaya, presentaron los avances en la organización del IV Congreso Mariano Nacional 2020, que tendrá como sede la Diócesis de Catamarca, en adhesión al Jubileo por los 400 años del hallazgo de la bendita Imagen de la Virgen del Valle y Año Mariano Nacional.

Tras las palabras iniciales de Mons. Luis Urbanc, se realizó la presentación utilizando el soporte audiovisual, en tres partes. Un primer video motivacional; al que le siguió otro con una breve pincelada de la historia de la Madre del Valle, y la mención de algunos acontecimientos, especialmente del trienio de preparación 2017 – 2019, que incluyó acciones basadas en tres temas: los procesos formativos, la piedad popular y la espiritualidad de los discípulos misioneros.

Entre esas acciones se destacan: el Primer Encuentro de Sacerdotes del NOA (2018), la Reunión de Delegados Diocesanos para el Congreso; la Asamblea Diocesana Extraordinaria y las Asambleas en los Decanatos de la Diócesis de Catamarca; la Reunión de la Pastoral de Juventud del NOA, preparando el Espacio Joven en Valle Viejo; el recorrido de la Imagen peregrina por las comunidades del NOA, y la próxima visita a Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, donde presidirá los actos por los 40 años de su llegada a esa ciudad del sur argentino (16 y 17 de noviembre).

Sobre esta última actividad, los Obispos del NOA comentaron sobre la gran movilización que generó la Patrona del Noroeste Argentino en las distintas jurisdicciones eclesiásticas de la Región.

El último video mostró el informe con la labor que vienen realizando las Comisiones abocadas a la organización del evento mariano, que fue acompañado con material escrito entregado a cada uno de los Obispos presentes en el cónclave.

Luego de algunas intervenciones, se abrió un espacio para las preguntas y las inquietudes de los prelados, que fue muy participativo.

Al concluir la presentación, el Obispo de Catamarca motivó a que “cultivando nuestra devoción mariana, nos entusiasmemos a vivir intensamente un año de gracia, que tanto lo necesita nuestro país en este momento. Y que todos nosotros, cobijados bajo el manto de María, podamos ser verdaderamente hermanos entre nosotros y construyamos una Argentina más fraterna, pacífica e inclusiva”.