Deportes

Newell`s le ganó a Defensa y Justicia y se puso a tiro de la Sudamericana

El conjunto rosarino con goles de Mauro Formica y Maximiliano Rodríguez, le gano 2 a 0 al Halcón de Varela.

Newell’s Old Boys, venció hoy 2-0 a Defensa y Justicia en el estadio Marcelo Bielsa, por la decimotercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, y se metió en el grupo de los que pelean por los puestos importantes.

El equipo rosarino que dirige Frank Kudelka venía de perder dos partidos consecutivos, pero aprovechó las caídas de los de arriba y se puso a cuatro puntos de los líderes, Argentinos Juniors y Lanús, al menos hasta que Boca Juniors complete esta noche su partido ante Vélez Sarsfield.

Además, la buena cosecha que Newell’s obtuvo hasta aquí lo alejó de la zona baja de los promedios.

Prácticamente desde el vestuario lo ganaba el dueño de casa, porque al minuto de juego Formica envió un centro desde la izquierda que picó y dio en la mano derecha de Julio González y Diego Abal sancionó un penal que Rodríguez transformó en gol con un violento remate.

El Halcón salió en busca del empate y tuvo sus chances. A los 16, Alan Aguerre tapó de buena manera un disparo de Rafael Delgado. De todos modos, si bien los de Mariano Soso se aproximaban, no lastimaban en los últimos metros.

Y en las contras Newell’s lastimaba. A los 31, Luis Leal llegó por izquierda y resolvió mal, porque entraba solo por el medio del área Rodrigo Salinas y prefirió darle al arco, con un envío que se fue desviado por el primer palo.

Sobre el final, a los 43, Leal si estuvo acertado, porque envió un centro desde la derecha tras una gran acción individual, Ezequiel Unsain despejó a medias quedando a medio camino, la volvieron a meter al área y Formica cabeceó al gol ante el arco vacío.

Comenzó de ida y vuelta el segundo período, aunque los dos equipos intentaban con tiros de media distancia sin puntería. Recién a los 15 pudo haber llegado el descuento del equipo de Florencio Varela, pero Aguerre fue veloz para tapar un remate de Alexis Castro.

Soso movió las fichas, pero el resultado fue el mismo. El Halcón logra adueñarse de la pelota, pero le cuesta mucho convertir y hoy lo pagó caro ante un rival que fue más efectivo.