Opinión

El gran desafío de Raúl Jalil será terminar con la impunidad de Ángel Mercado

Nota Editorial

Raúl Jalil asumirá el próximo 10 de Diciembre como el gobernador con mayor legitimidad en la historia de Catamarca. Con más de 27 puntos sobre su rival, Jalil asumirá con amplia mayoría en ambas Cámaras Legislativas y con casi todos los municipios respondiendo al Frente de Todos.

Esa circunstancia le da una condición sin precedentes, la de afrontar un liderazgo diferenciado de la Gobernadora y su círculo íntimo, especialmente el que maneja su esposo Ángel Mercado y para ello deberá demostrarle a la sociedad catamarqueña que en “la gestión Jalil”, del mismo modo que lo hizo en la Intendencia, no habrá manejos deshonrosos, ni tampoco impunidad para nadie,

Es necesario despojarse de aquellos Jueces y Fiscales adictos al poder que permitieron el saqueo de una gran parte del Estado por parte de Funcionarios inescrupulosos que re direccionan los recursos que administran para beneficio propio en perjuicio de un pueblo necesitado, donde la pobreza supera a la media Nacional.

Es conocido por toda la sociedad catamarqueña que el esposo de la gobernadora maneja un sector muy importante dentro de la estructura gubernamental y Jalil no lo va a permitir, ni la impunidad de éste, ni la de los funcionarios que responden al consorte.

Como si se tratase de un macabro ejemplo, el día 28 de Octubre, a pocas horas de conocido el contundente triunfo de Jalil, el Fiscal Mauricio Navarro Foressi, que interviene en la denuncia penal que inició el Dr. Fernando Musella contra Ángel Mercado, tomó la decisión de dictar el sobreseimiento de este último, a pesar de que la Cámara Criminal, le ordenó realizar la investigación de las amenazas sufridas por la familia del ex candidato a Vicegobernador.

Seguramente el Fiscal pretendió con ello, cumplir con Mercado y de paso, seducir al nuevo Gobierno, fundamentalmente a Jalil, pero lo que no tuvo en cuenta el “presuroso” Funcionario Judicial fue que al actual Intendente, no le interesan los negociados a costa del Estado, ni la impunidad de los Funcionarios que dejan la función, mucho menos, la complicidad de los Jueces y Fiscales, porque así lo demostró durante sus ocho años al frente de la jefatura Capitalina donde no dudo en desenmascarar “trapisondas” y someterlas al paño judicial, lo cual fue tenido muy en cuenta por el ciudadano que lo voto.

Raúl Jalil deberá cumplir con lo que la ciudadanía le reclame y en eso deberá diferenciarse de los Funcionarios que fueron denunciados por corrupción. También deberá “limpiar” el Poder Judicial de la corrupción y para eso tiene, no solo la legitimidad necesaria, sino los números parlamentarios que la Constitución Provincial le exige para la destitución de aquellos Funcionarios Judiciales que sean cómplices de la impunidad.

Es casi un imperativo legal que la primer tarea que realice Jalil sea ordenar la revisión de aquellas causas donde se vinculan a Funcionarios de la actual gestión con la corrupción. Es una tarea urgente del nuevo Gobernador ordenar se investigue a aquellos Jueces y Fiscales funcionales a la corrupción, de lo contrario serán  las mismas personas que lo votaron, quienes se lo reclamaran en las próximas elecciones legislativas, donde deberá demostrar si la legitimidad que obtuvo le sirve para completar su mandato o restituir el poder a la corrupción y la impunidad. El pueblo le dio la confianza, ahora dependerá solamente de él no defraudarlo.