NOA

Fiscal de la Cámara Federal de Tucumán acusa a Ministra Bullrich de decir falsedades

Durante el Programa "La Brújula" que conduce Jorge Álvarez por Radio Valle Viejo fue entrevistado Gustavo Gómez, fiscal general de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, quien se refirió a cuestiones vinculadas a la actividad del narcomenudeo, cumulo de causas y expresiones de la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Con respecto a las consideraciones que la ministra Patricia Bullrich, indicó «que se debe desfederalizar la lucha contra el narcomenudeo, señaló que en esto coinciden oficialismo y oposición, sin embargo se opone a que se traspase a las provincias, debe ser uno de los pocos, porque significa que se les va a transferir una cantidad muy importante de causas a un sistema provincial de administración de justicia que está sobrecargado de trabajo.»

Y puntualizó «que los fiscales provinciales tienen entre 60 y 100 mil causas penales por año y los federales, con mucha suerte, 800, además, las policías provinciales tienen serios problemas para hacer las pericias y los análisis de las drogas porque no cuentan con el material necesario, sí lo tienen las fuerzas federales, pero a Catamarca le saldría entre 50 y 100 mil pesos por prueba.»

Indicó «que otra cuestión a tener en cuenta es que existen graves problemas de corrupción en las fuerzas policiales provinciales y también serios problemas de corrupción en los punteros políticos, que en las épocas electorales son usados para captar el voto a través del narcotráfico y agregó que lo único que hace esta decisión es aumentar el problema.»

«Y que la prueba más evidente es la Provincia de Buenos Aires, donde, según estadísticas propias, los casos de narcomenudeo aumentaron un 500 por ciento. En cuanto a que ayer la ministra Bullrich afirmara que en las provincias no hay la cantidad suficiente de fuerzas federales que puedan llegar a los lugares más alejados, expresó que eso es falso porque la justicia federal cuenta con la policía de la provincia para hacer cualquier procedimiento de drogas y, de hecho, lo hace en la mayoría de los casos de narcomenudeo y que lo puede constatar en Catamarca, pero también lo hacen con la Policía Federal, con Gendarmería Nacional, en Santiago del Estero con Prefectura Naval, en Tucumán con la Policía de Seguridad Aeroportuaria, es decir que tienen cinco fuerzas federales de colaboración, y si se lo pasa a la provincia van a tener una sola fuerza, la Policía de la Provincia.»

«Opinó que la intención es tratar de sacarse de encima trabajo que corresponde a la Nación y que es atractivo porque desde allí prometen pagarle los gastos de instalación de fiscalías antidrogas, pero resulta que en Chaco, que adhirió a la ley 26052, los jueces están diciendo que no pueden mantener este sistema porque la Nación no les manda la plata y que en Tucumán había una ley de narcomenudeo hace tres años atrás sancionada por el gobierno de Alperovich y no se aplicó por la misma causa.»

Se preguntó «si realmente se cree que se va a mejorar la lucha contra el narcotráfico dividiendo el trabajo y remarcó que la mayoría de las causas grandes por narcotráfico la empezaron con un narcomenudeo. Manifestó que la única estadística fiable que conoce de la evolución del narcotráfico a lo largo de los años es la que dice la ministra de Seguridad en cantidad de kilos secuestrados y que la respuesta a esto es muy fácil: Bolivia y Perú duplicaron la cantidad de hectáreas para producir cocaína y Paraguay para producir marihuana y añadió que son mercados que necesitan salir para algún lado y principalmente salen para Brasil y Argentina.»

«Entonces está ingresando mucha más cocaína porque se está produciendo más, no por otra razón. Expresó que todas las batallas que tengan que ver con delitos por el consumo -de objetos falsificados, de cigarrillos contrabandeados-  son cíclicas, en algún momento se está mejor, en otro se está peor y apuntó que en Tucumán están teniendo el problema de que no tienen dónde poner los detenidos y que para descomprimir le han ordenado al Servicio Penitenciario Federal que haga traslados para aliviar este problema y que la única respuesta es ponerles recursos de apelación y casación porque se niega a hacerse cargo de los presos del narcotráfico.»