Opinión

Sigue el despilfarro, Corpacci llamó a licitación en dólares

Nota Editorial

Hace unos días, se licitó la construcción del Parque Solar para El Peñón, con presupuesto oficial de u$s 1.437.186,20, se presentaron ocho empresas catamarqueñas: Huasi Construcciones S.R.L.; Broca S.R.L; Italca Constructora S.R.L.; Cagisa S.R.L.; Carena Construcciones S.R.L.; Hormicat S.A.; Electrocivil S.R.L.; Air Total S.R.L.

La obra se hará financiada con fondos que aporta la minera Livent que es una empresa que explota el litio en el departamento Antofagasta de la Sierra.

De esta licitación llaman poderosamente la atención dos cuestiones: el primer punto llamativo es que el presupuesto es en dólares. No hay ningún justificativo para que sea en dólares estadounidenses, ya que muchos rubros de la ejecución no se actualizaran al ritmo del dólar, un ejemplo bien concreto y sensible es la mano de obra. De ese modo el gobierno de Corpacci se parece al tero, que grita en un lado y pone los huevos en otro.

Si bien el dinero lo aporta la empresa, ya que tiene la obligación de invertir en la provincia en infraestructura para cumplir con su contrato de concesión de explotación minera. Sin embargo, al pagar más por una obra, queda menos capital para invertir en otras, es decir que el sobreprecio que se va a producir si el peso se siguiera devaluando, que casi con seguridad ocurrirá, lo vamos a pagar todos los catamarqueños.

La segunda cuestión sumamente sospechosa, es la propuesta de algunas empresas, por la forma en que cotizaron. Veamos: Broca S.R.L. que es la oferta más baja, está en condiciones de hacer la obra por un presupuesto casi un 40% menor al oficial, seguida de cerca por Air Total S.R.L. con una oferta de un 30% más bajo que el presupuesto oficial.  El resto de las empresas han ofertado a valores muchos más altos. Claramente, se trata de un tándem con una importante cortina de humo.

Por la información que tiene El Pucara estas dos empresas están muy vinculadas a altos funcionarios del gobierno provincial y se estaría utilizando el mismo “modus operandi” que se usaron en las licitaciones de el Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales), que ya hemos descripto como funciona éste sistema de corrupción en una nota publicada en nuestro diario bajo el titulo Las obras inconclusas, la corrupción en Catamarca (Parte I)  https://www.elpucara.com/2019/09/las-obras-inconclusas-la-corrupcion-en-catamarca-parte-i/ en donde uno de los denunciantes en la justicia decía: La empresa lograba “ganar” teniendo acceso a información privilegiada, “Las Licitaciones se ganaban por ofertas bajas con la seguridad, garantizada por los Funcionarios Provinciales y Nacionales intervinientes, de que, una vez adjudicadas, se generarían suculentos adicionales que servirían para aumentar las ganancias empresariales y repartir retornos.

De un modo u otro se seguirán pagando retornos que son recursos que quedan en los bolsillos de los funcionarios de turno, que les servirá para vivir como ricos, con importantes propiedades y pasearse en autos de alta gama que no pueden justificar con sus ingresos en “blanco”.

Al mismo tiempo y en forma simultánea, El Hospital San Juan Bautista seguirá formando parte de un sistema de salud deplorable, con una obra social fundida y sin recursos; con una horrible  política que está vaciando de trabajadores médicos y paramédicos, que sumado a los magros sueldos, abandono, falta de higiene e insumos, mantenimiento y malas condiciones edilicias, los profesionales migran a las instituciones privadas. La gente concurre a cursarse con pocas esperanzas porque saben que las posibilidades de morir por infecciones intra-hospitalarias, es grande, toda vez que la Salud Pública en la provincia tiene un grado importante de deterioro y se encuentra totalmente colapsada.

A pesar de que hay denuncias en curso en la Justicia Federal parece que los ministros y secretarios del gobierno provincial no escarmientan o están totalmente seguros que la falta de justicia, donde los últimos cuatro jueces designados son parientes directos de la gobernadora, lo que sin lugar a dudas les asegura la inaceptable impunidad que existe en Catamarca.

Es hora de que los ciudadanos se den cuenta que muchas de la muertes que ocurren a diario están directamente vinculadas a los hechos de corrupción, pues se trata de la otra cara de la misma moneda.